Economía

La reforma de Ley del Mercado de Valores quiere proteger al inversor de criptoactivos

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

EFE

El Consejo de Ministros ha aprobado este lunes el proyecto de ley del mercado de valores y de los servicios de inversión con varios frentes abiertos. Uno de ellos es en el ámbito de los criptoactivos, que se garantizará la obligación de que los criptoactivos que son instrumentos financieros cumplan con la normativa aplicable a los instrumentos financieros.

Por otro lado, para aquellos que no son instrumentos financieros pero sí pueden ser utilizados como inversión se incorpora un régimen de infracciones y sanciones con los borradores europeos más actualizados que se están negociando en Europa para que, desde el momento en que entre vigor el reglamento europeo MiCa, la CNMV esté preparada para empezar a tramitar sanciones.

Otro objetivo es adaptar el marco legal financiero a las nuevas realidades tecnológicas y económicas, las directivas comunitarias, los nuevos instrumentos y mercados de financiación de las pymes y las nuevas formas de salida a cotización (como las SPAC, empresas que salen a cotizar a bolsa sin actividad y con el único objetivo de captar dinero para comprar una compañía).

Asimismo, se establece un régimen prudencial específico para las empresas de servicios de inversión (ESIs) con el objetivo de mejorar el funcionamiento de este tipo de empresas y elevar la protección del inversor.

Más mandato para el presidente de la CNMV

Esta reforma, además, amplía el mandato en la presidencia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de cuatro a seis años, pero elimina la posibilidad de renovar en el cargo, lo que podría imposibilitar que Rodrigo Buenaventura permaneciese al frente del organismo supervisor más allá de diciembre de 2024, cuando hasta ahora se preveía que pudiese renovar en el cargo por cuatro años más tras agotar ese mandato.

La reforma de la ley del mercado de valores incluye un proyecto de ley y tres reales decretos de desarrollo, lo que permitirá al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital contar con cierta agilidad para incorporar futuras transposiciones y adaptaciones de la normativa en función de la evolución de la regulación a nivel europeo.

Uno de los elementos destacables de la nueva ley es la actualización y homologación del régimen de renovación del presidente y del vicepresidente de la CNMV, que hasta ahora asumían un mandato de cuatro años que podía ser renovado una vez más, por lo que los elegidos podían mantenerse en el cargo hasta un máximo de ocho años.

Impulso a la financiación no bancaria

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha explicado que uno de los objetivos de la reforma de la ley del mercado de valores de 2015, que se remite ahora al Congreso para su tramitación parlamentaria, consiste en mejorar la competitividad y eficiencia de los mercados de valores en España, con una atención especial a la financiación de las pymes, para que puedan contribuir a financiar el crecimiento económico y situarse entre los más «atractivos y avanzados» en el entorno europeo.

«Se trata de un proyecto de ley que, a pesar de ser de enorme complejidad técnica, tiene el objetivo claro de modernizar y reforzar nuestros mercados de valores para que puedan llevar a cabo plenamente su función y posicionar a España entre los mercados más interesantes y más atractivos, especialmente para la financiación del crecimiento de las pymes», ha señalado Calviño.

Según ha informado el Ministerio de Asuntos Económicos, se han simplificado los requisitos para la admisión de valores de renta fija, se han reducido las tasas que cobra la CNMV y se ha eliminado el sistema actual de información para el seguimiento del sistema de compensación, liquidación y registro (por haber quedado obsoleto).

Además, la nueva ley extiende la aplicación del régimen de ofertas públicas de adquisición de acciones (OPAs) al segmento de BME Growth, con el objetivo de aumentar el atractivo de invertir en pymes con gran perspectiva de crecimiento.

Te puede interesar

Comentar ()