Economía

La dependencia del gas ruso aumenta y España compra un 35% más durante este 2022

La materia prima en metaneros sigue creciendo ante el menor envío por gasoducto

Un buque metanero recorre el Mar Mediterráneo

Un buque metanero recorre el Mar Mediterráneo CARLOS TEIXIDOR CADENAS, CC BY-SA 4.0

Rusia sigue aumentando sus envíos de gas a España. A pesar de que los países de la Unión Europea se comprometieron a cerrar las exportaciones del Kremlin como desafío y a la invasión en Ucrania, lo cierto es que en materia energética, no se están cumpliendo con las expectativas.

El gas y el petróleo de Rusia siguen siendo una parte muy importante para todos los países de Europa, que ven cómo el invierno acecha y las reservas no terminan de estar en los niveles deseados. Si bien para España, el del almacenamiento no es ningún problema porque cuenta con una gran diversificación, la materia prima que llega desde Gazprom, empresa estatal rusa, cada vez es mayor.

Según los datos de Cores, el gas procedente de Rusia ya representa el 14,7% del total de nuestras reservas. Con este aumento, el país que ha invadido es nuestro cuarto mayor importador, solo por detrás de Estados Unidos, Argelia y Angola.

Fuentes del sector energético explican a este periódico que este incremento atiende a que los contratos firmados entre empresas privadas con otros suministradores rusos preveían un aumento de gas natural licuado para los siguientes meses. “Romper este tipo de acuerdos supone tener que abonar pagos multimillonarios que, prácticamente, serían inasumibles para las empresas del sector gasístico español”, remarcan.

Otras voces del sector explican a este diario que también existe algo de especulación en el mercado. «Rusia tiene mucho excedente de gas y hay metaneros que ofrece gas a precio por debajo del mercado y existen acuerdos privados para que atraque la materia prima», sentencian.

Los últimos datos, pertenecientes a agosto de 2022, arrojan un aumento de las importaciones desde Rusia del 35,2%, lo que supone que Rusia ha mandado casi 35.000 Gwh desde comienzos de año. Si comparamos datos interanuales, el peso de Rusia era de un 10% del total de las compras mientras que ahora supone ya el 14,7%, tal y como se ha narrado anteriormente.

Con todo, si se comparan datos de agosto de 2021 a agosto de 2022, el aumento de las adquisiciones de gas ruso es del 10%. Toda la materia prima que llega desde el país del norte de Europa es en forma de GNL (licuado) por lo que eleva sus costes hasta un 50% debido a que debe pasar por diferentes procesos para que pueda ser utilizado. España, gracias a sus regasificadoras, es de los pocos países del Viejo Continente que puede recibir metaneros para tratarlo en las plantas.

Cabe recordar que España es el tercer mayor importador de gas natural licuado (GNL) procedente de Rusia en los seis primeros meses de esta guerra, tras Francia y Bélgica. Según el centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA en sus siglas en inglés) España compró por valor de 750 millones de euros durante julio y agosto y le situaron a la cabeza por delante de Francia y China

Estados Unidos se frota las manos

Estados Unidos sigue siendo el mayor beneficiado de la crisis energética ya que ha visto cómo sus exportaciones a España se han multiplicado. El país americano se situó como principal suministrador de gas natural a España, con 10.074 GWh -el 26,5% del total-, seguido de Argelia, con 9.127 GWh -el 24,0%-. En lo que va de año aumentaron las importaciones de gas natural un 13,9% interanual y alcanzaron los 301.258 GWh.

Si comparamos los datos de agosto de 2021 con el pasado, las cifras son escandalosas en cuanto a importaciones se refiere. El gas estadounidense ha crecido un 92% mientras que el acumulado anual es un 248% superior al de 2021.

Aumento de las exportaciones

Respecto a las exportaciones netas, España sigue aumentando sus envíos y batió todos los registros. Los envíos de gas natural del país en agosto se situaron en 7.001 GWh, con un aumentó del 20,9% frente al mismo mes del año pasado. El 66,9% se exportó como GNL y el 33,1% restante a través de gasoductos. En el acumulado anual las exportaciones de gas natural (41.328 GWh) crecen un 62,8% interanual, según datos de Cores.

Italia se ha convertido en el principal receptor del gas que sale de las regasificadoras con un total de 2.549 gigavatios hora. Ambos países anhelan una interconexión de gas natural a través de un gasoducto y es uno de los proyectos que la Comisión Europea tiene encima de la mesa para mejorar las infraestructuras.

Te puede interesar

Comentar ()