La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, ha asegurado este martes que su organismo dudó sobre si otorgar su aval a los Presupuestos Generales del Estado de 2023 por las «deficiencias en calidad informativa» que presenta el proyecto, aunque finalmente sí avaló las cuentas. A la vez, ha enmendado las previsiones del Ejecutivo, ha advertido de que el PIB se estancará en el tercer trimestre de este año y de que caerá en el cuarto y ha lamentado la falta de información que presentan sobre los fondos europeos.

Herrero ha criticado que exista una ausencia de información en términos de contabilidad de nacional de más de 1.200 millones de euros, al mismo tiempo que ha advertido de que «parte de previsiones de cierre de ingresos (para este año 2022) no son realistas» por considerarlas demasiado prudentes. Para la responsable de la AIReF, la decisión del Gobierno de infraestimar los ingresos para contar con mayor margen más tarde, tal y como lo ha explicado también la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, «no es prudencia», atendiendo a los datos disponibles de liquidación.

Así, ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, a la que ha acudido para explicar las nuevas cuentas, Herrero ha reconocido que se planteó «un debate profundo» en el propio organismo sobre qué hacer, ya que la ley no prevé un pronunciamiento sobre el cuadro macroeconómico publicado en julio y sobre el que previsiblemente iban a construirse las cuentas. Entonces su previsión era de un crecimiento del 2% para 2023, frente al 2,7% del Gobierno. Ahora, el empeoramiento de las perspectivas económicas rebaja el avance del PIB al 1,5%, frente al 2,1% del Ejecutivo.

Además de reclamar que este cuadro macroeconómico cuente con el aval de la AIReF -«no es que avale porque sí, tiene que avalar el cuadro para garantizar que el escenario presupuestario posterior se basa en previsiones realistas», ha afirmado-, Herrero ha pedido que se incluya en él una previsión de ingresos y gastos, así como medidas de la política fiscal. Actualmente la AIReF cree que la previsión de ingresos del Gobierno está infravalorada en unos 9.000 millones de euros, algo que no ve justificable cuando solo quedan pocos meses para que termine el año.

No incorporan las medidas para hacer frente a la crisis energética

El Presupuesto de 2023, así, «nace viciado» porque «no tiene una previsión realista de cierre» y además no contempla la prórroga de las medidas para paliar la inflación, aunque estas sí se incluyen en el plan presupuestario remitido a Bruselas. Es por eso que la AIReF considera que se «desvirtúa su utilidad» como instrumento de política económica. Asimismo, ha criticado que incluso se anuncien medidas adicionales «a la semana de presentar el Presupuesto».

Además, y como ya ha alertado en numerosas ocasiones desde el año pasado, Herrero echa en falta «información relevante en términos de contabilidad nacional», ya que las cuentas no incorporan «ni en términos de ajustes ni en ejecución del Plan de Recuperación«. «Sí que hay previsión de ejecución, pero no son datos de contabilidad nacional», ha precisado, «son datos presupuestarios pasados a terminología de contabilidad nacional». La presidenta de la AIReF ha dicho que este problema «no es de ahora» y que «lleva años que no se publican», y ha cuantificado que la falta de estos ajustes «ascendería a algo más de un punto porcentual de PIB».

Caída en el cuarto trimestre de este año

Por otro lado, la dirigente ha sido muy clara con respecto a sus previsiones para los próximos trimestres: el PIB se estancará en el tercero -cuyos datos oficiales publicará el INE el viernes de la próxima semana, 28 de octubre- y retrocederá en el cuarto. En cambio, el Banco de España prefirió no hacer públicos sus pronósticos para estos dos próximos trimestres, por la incertidumbre que rodea a la economía.

De cara al próximo año, también ha alertado de que la inflación podría superar el 5% si no se adoptan medidas para paliarla. Aunque en principio su previsión es de una inflación media del 3,9% para el próximo año, frente al 8,9% de este (y al 3,1% del pasado), ha advertido de que ese pronóstico se sostiene sobre la suposición de que el Gobierno va a continuar extendiendo sus medidas para controlarla.

En cuanto al déficit, la AIReF estima que cerrará en el 3,3% del PIB, por debajo del 3,9% que prevé el Gobierno, y que el año que viene lo hará en el 4,4%, también por debajo del 5% del Ejecutivo. Para 2024, prevé un 3,2%, igual que para 2025, y para 2026 estima un 3,3%.