El Grupo Unicaja Banco registró un beneficio neto de 260 millones de euros durante los nueve primeros meses de este año, lo que supone un incremento del 67,1% respecto al mismo período del año anterior, según ha informado este jueves la entidad.

El grupo ha explicado que este resultado se apoyó en el aumento de los ingresos ordinarios, con un crecimiento de las comisiones netas (un 11% más en tasa interanual), en la reducción del 8,5% en términos interanuales de los gastos de administración, hasta 586 millones de euros, y en menores saneamientos de crédito, con una reducción del 39,9% interanual.

En concreto, la reducción de costes refleja la materialización de sinergias derivadas de la aplicación de los planes de reestructuración, tras la fusión con Liberbank, teniendo en cuenta que ya se han materializado el 72% de las salidas de personal previstas y el 100% de los cierres de oficinas previstos.

El margen bruto se incrementó en un 3,3%, hasta 1.244 millones, mientras que el margen de intereses alcanzó los 765 millones de euros, un 3,6% por debajo de la cifra registrada un año antes, debido principalmente a una menor aportación del negocio mayorista, si bien reflejando una tendencia de recuperación y mejora frente al descenso del 7,6% registrado en el primer semestre de este mismo año.

En el trimestre, registró un aumento de 12 millones con respecto al tercer trimestre del ejercicio anterior, favorecido por el crecimiento de los ingresos financieros ante la subida de tipos, que se verá más claramente reflejada en el cuarto trimestre del año.

Por su parte, los ingresos netos por comisiones registraron un «sólido» incremento de un 11% en términos interanuales hasta los 394 millones, impulsado por las actividades en fondos de inversión y medios de pago, principalmente.

De esta forma, el margen de explotación (antes de saneamientos) aumentó un 20,5% interanual, situándose en 590 millones.

Los saneamientos de crédito se redujeron un 39,9% respecto a un año antes, hasta 129 millones, por lo que el coste del riesgo se situó en 29 puntos básicos, frente a los 41 puntos básicos del mismo período de 2021.

El resultado de la actividad de explotación fue de 378 millones, un 79,9% más que el año anterior, al tiempo que el beneficio consolidado antes de impuestos fue de 357 millones, con un crecimiento interanual del 74,7%.

La entidad ha subrayado que la «positiva» evolución de los resultados se ha visto acompañada del mantenimiento de un bajo coste del riesgo, gracias al perfil del riesgo de la cartera y las elevadas coberturas, así como del mantenimiento de unos «sólidos» niveles de solvencia.

El volumen de activos improductivos (NPAs) siguió su «favorable» senda de descenso continuado, con una caída interanual del 8,3%, debido a la disminución del stock de adjudicados, que han registrado unas salidas brutas en el año de 393 millones de euros, con un descenso interanual del 18,8%.

La reducción de NPAs se produce, según la entidad, manteniendo, además, elevados niveles de coberturas, dando continuidad a la tradicional política de prudencia seguida por Unicaja Banco.

La tasa de cobertura de los activos improductivos alcanzó el 64,1%; la de activos dudosos se situó en el 64,7%, en tanto que la de activos adjudicados, en el 63,4%.

Tasa de morosidad estable en el 3,5%

Asimismo, la tasa de morosidad se mantuvo estable en el 3,5% y el coste del riesgo se situó en 29 puntos básicos, frente a los 41 puntos básicos de septiembre de 2021.

Unicaja Banco ha subrayado además que mantiene unos elevados niveles de solvencia (el capital de máxima calidad, CET 1 fully loaded, se situó en el 13%), con un exceso de capital sobre los requerimientos regulatorios de 1.635 millones.

En un contexto macroeconómico poco favorable para el ahorro, marcado por la elevada incertidumbre y niveles de inflación, y la alta volatilidad en los mercados financieros, los recursos administrados ascendieron a 101.106 millones de euros, tras reducirse un 3,6% respecto al mismo período del año anterior.

La inversión crediticia ‘performing’ de particulares se incrementó un 2% interanual hasta 34.393 millones y la financiación hipotecaria creció el 1,9%. En los nueve primeros meses se concedieron 7.766 millones de euros en nuevos préstamos.