El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que dirige la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, lanzó este viernes su nueva campaña de comunicación para concienciar del ahorro energético en los hogares. Lo hizo a través de un vídeo y una web que comparan la sobreutilización de la energía con otro tipo de adicciones y usa el lema «Derrochólicos».

En el vídeo se ve a varios actores que comparten malos hábitos de consumo energético en sus viviendas, en lo que parece imitar una reunión de alcohólicos. La web, llamada también derrocholicos.es, también usa el lema ‘de malgastar energía también se sale’ y hace hincapié en el concepto: «Todos somos derrochólicos. Todos, de algún modo, malgastamos energía sin darnos cuenta. Es el momento de reconocerlo y de cambiar».

Entre otras cosas, en la página web se puede encontrar un test de 10 preguntas para que el ciudadano sepa cómo de «derrochólico» es, así como un decálogo «antiderrochólico». El decálogo incluye medidas como mantener la calefacción del hogar a 19 grados, usar electrodomésticos sólo a máxima capacidad, compartir coche con vecinos o usar marchas largas cuando se conduce, entre otras.

Según informó en septiembre Dircomfidencial, el Gobierno eligió la campaña Derrochólicos, presentada por la agencia NCA y Asociados, tras recibir una puntuación casi perfecta en el concurso público. Según este medio, el presupuesto para la creatividad de la campaña es de 377.000 euros, mientras que se destinarán casi 7 millones a su promoción a través de campañas de publicidad institucional.