Economía

La banca y los sindicatos mayoritarios acuerdan un incremento salarial del 4,5% en 2023

La banca y los sindicatos se han reunido este martes para negociar una mejora del convenio que estaba firmado hasta el 31 de diciembre. La reunión, que ha comenzado a las 11 de la mañana y ha terminado pasadas las 19.00 horas, ha acabado con un acuerdo de un incremento salarial del 4,5% para 2023, frente al 1,25% previsto en el convenio colectivo. Pero no por parte de los tres sindicatos representados en la mesa negociadora, ya que FINE se ha desvinculado.

«Esta medida se adopta en función al IPC conocido, tal y como se consensuó en el Observatorio Sectorial», señalan desde los sindicatos mayoritarios. Sin embargo, desde FINE, el otro sindicato con representación en la mesa, han explicado que no han firmado porque solo modifica en un 3,25% lo que estaba ya acordado y «no va a llegar a la mayoría de la plantilla, dado el carácter absorbible sobre cualquier complemento regulado en las entidades».

Una vez se conozca el dato del IPC definitivo y los beneficios empresariales de 2022, ambos sindicatos instaran la reapertura del Observatorio y, en su caso, la de la Comisión Negociadora del Convenio para adoptar nuevas medidas compensatorias.

“Este acuerdo ha sido posible en la Comisión negociadora convocada hoy, como concreción de los compromisos y conclusiones compartidas cerradas en el Observatorio sectorial tras meses de reuniones a iniciativa sindical, y en el marco también de las movilizaciones de la Campaña Salario o Conflicto”, según han declarado estas fuentes sindicales.

Además, desde CCOO y UGT se destaca como un “precedente de enorme trascendencia que una patronal sectorial tan importante de la CEOE como es la AEB haya reabierto la negociación de un convenio cerrado y vigente”, asumiendo la existencia de una situación económica excepcional que no era previsible en el momento de la firma del Convenio y muy diferente de la que existía en su negociación.

Con esta medida se atenúa  en primer término “la presión que la inflación está ejerciendo sobre los trabajadores y trabajadoras del sector en el marco de la vigencia del XXIV Convenio Colectivo de Banca”, emplazándonos a una fase posterior en 2023, una vez conocidos y cerrados el IPC y los beneficios empresariales de 2022.

Elena Diaz, presidenta de FINE, ha señalado que «el IPC acumulado 2021/2022 del 12,60% nos afecta a todos y con esta firma se ha perdido cualquier expectativa de compensar el poder adquisitivo perdido«.

Desde CCOO y UGT se califica de “acuerdo estratégico, dentro de la campaña confederal para desbloquear la Negociación del AENC, al no limitar esta reivindicación a los convenios en proceso de negociación, sino también a convenios vigentes, y conseguir medidas de reequilibrio estructurales, recurrentes y consolidadas, no meros pagos compensatorios de un solo abono”.

Te puede interesar

Comentar ()