Economía

Los minerales críticos ponen en jaque la transición energética: se necesita un 30% más de níquel, cobalto y litio

Riad (Arabia Saudí)
Trabajos de extracción en la mina de Mahd Al Thahab, en Arabia Saudí

Trabajos de extracción en la mina de Mahd Al Thahab, en Arabia Saudí Ministerio de Industria y Recursos Naturales de Arabia Saudí

El Future Minerals Forum (FMF) celebrado en Riad (Arabia Saudí) ha puesto de manifiesto «la obligación de transformar el sector minero». Según una de las cabeza de cartel del foro, Mark Henry, CEO de BHP, «hay minerales críticos (aquellos cuya escasez afecta de manera importante a la economía) que no responderán a la demanda global del futuro». «Necesitamos triplicar la fabricación de níquel y este tipo de elementos para cumplir todos los pasos para llevar a cabo una transición energética adecuada en los próximos 30 años», advierte el consejero delegado de una de las compañías mineras más importantes del mundo.

El aumento de la explotación de materias primas como el litio, el cobalto o el grafito, destinadas a protagonizar este salto a una energía limpia, pone en alerta a gobiernos e instituciones privadas. «Tenemos que saber desarrollar las gestiones que debemos llevar para ir del punto ‘A’ al ‘B’ en tiempo y eso está bajo el control de las administraciones. Actualmente vemos que son cada vez más conscientes de la importancia de los minerales y del sector. Quizá para la gente en la calle no lo es tanto, pero hay que favorecer que todas las partes lleguen a un consenso que sustente la actividad minera. Nosotros tenemos que interactuar con los medios y con la calle para hacer llegar el mensaje. El sector minero tiene que mejorar la idea negativa que se tiene sobre él. Hay que ser transparente, no todo es bueno y eso hay que ponerlo sobre la mesa de manera sincera. La gente tiene que saber cómo ayuda este sector y qué oportunidades ofrece», explica Henry.

Andrew Southam, CEO de Kaz Minerals, asegura que para llevar a cabo este salto a una explotación minera sostenible «se necesita estabilidad y confianza» porque se trata de una inversión de largo plazo. «Los inversores buscan estabilidad, eso no significa estancarse, el mundo siempre cambia y no debe hacer cambiar al gobierno en su idea», argumenta el directivo de una de las grandes de la extracción de recursos naturales. La propuesta de Southam a los mandatarios que quieran atraer importantes inversiones mineras es la siguiente: «Queremos tener un programa fijo con una visión clara del futuro. Este foro ayudará a tener una misión común de aquí a unos años para poder llegar a una extracción de los minerales eficientes con el medioambiente y clara de aquí al futuro». El FMF ha reunido a más de 150 de las compañías mineras más relevantes del panorama, a más de 200 oradores de la industria, a más de 50 cargos gubernamental, a más de 6.000 asistentes y a personas de 130 países.

Cuando el abanico de oportunidades se abre, el músculo económico y la visión emprendedora pérsica aparece. Mohammed Al Jadaan, ministro de Finanzas saudí, indicó en su intervención en el FMF su propósito de impulsar la minería: «Si miras la ley, la sostenibilidad está presente. El mensaje es que el sector minero va a moverse de manera que podamos proporcionar los recursos necesarios para las empresas. Tenemos una visión clara en el reino sobre la política fiscal. Creo que el mayor error que podemos pensar es que imponer impuestos favorece a los gobiernos porque queremos beneficios, es importante tener beneficios, pero hay que favorecer el ambiente de inversión».

Tal y como destaca el ministro de finanzas, el próximo paso ya ha empezado con el crecimiento de la inversión en minería y nuevos metales en Arabia Saudí. «El futuro es ambicioso. La visión está ahí y el sector privado tiene mucho en este ámbito. El Gobierno quiere que las instituciones privadas participen más y nosotros tenemos que transmitirles la confianza para ello».

La declaración de intenciones saudí manda a la casilla de salida y pone en tensión a los representantes de las poderosas mineras asistentes en el foro. «El ministro Al Jadaan ha hecho ver que el sector minero tiene que conebirse como una asociación, ya que requiere que todas las partes trabajen conjuntamente. La economía mundial atraviesa problemas que puede que no cesen, por lo que el sector minero requiere asociaciones con los gobiernos que den lugar a requisitos mejores para frenen el cambio climático y que ayuden a mejorar el mundo», asevera Henry.

Uno de los intereses clave de las compañías mineras llamadas a transformar su ecosistema es incrementar las cadenas de suministro y explorar nuevos minerales en el futuro. Southam considera que para salvaguardar el medioambiente hay que dar lugar una infraestructura que traslade estos elementos a los mercados locales. «Para ello, los gobiernos y el sector privado tiene que estar coordinados. Los dos tienen responsabilidades que cumplir. En un futuro veremos cómo sacamos beneficio de ello, pero estas redes de infraestructuras son las que harán posibles que los residuos propios de la extracción de minerales sean cada vez menores», concluye.

Te puede interesar

Comentar ()