Economía

Floa trae a España el pago a plazos: "Somos la alternativa para que si se te rompe el coche puedas pagarlo"

La compañía es filial del Grupo BNP Paribas y ha llegado a España de la mano de Iberia Cards

Cualquier persona puede tener un imprevisto en un momento de su vida. Utilizar el coche todos los días y que un día sin preverlo se le rompa. En ese momento puede que la factura ascienda a una cantidad que no puede pagarlo en el ese momento o que ese dinero lo tenga guardado para otra cosa. Y es aquí donde quiere estar Floa, filial del Grupo BNP Paribas, experta en pago fraccionado. La compañía ha llegado a España con el objetivo de convertirse en la alternativa perfecta para imprevistos, pero también para compras más responsables. 

Floa desarrolla medios de pago Buy Now Pay Later (compra ahora y paga después) y servicios financieros innovadores para consumidores y retailers. Es una empresa centrada en compañías que se dirigen a los clientes, es decir, un B2B2C. Posicionando la experiencia de usuario y la innovación tecnológica en el centro de su estrategia, Floa se adapta constantemente a los nuevos hábitos de pago de los consumidores. Pionera en servicios de pago en 3 y 4 mensualidades, Floa ha adquirido una experiencia única en datos y scoring.

En Francia ya es líder del mercado y ahora ha llegado a España para poder facilitar a los ciudadanos los pagos de los productos y servicios que adquiera. Por ahora, en España ya tiene su primer socio: Iberia Cards. Alexandre Carrera, responsable de Floa Iberia, afirma: “Estamos felices y orgullosos de asociarnos con Iberia Cards, entidad financiera de Iberia Líneas Aéreas, la aerolínea nacional española y la cuarta mejor aerolínea en 2023, y de brindarles nuestra experiencia. El mercado de BNPL en España es uno de los más dinámicos y altamente competitivos de Europa. Con su probada experiencia como pionero y líder en soluciones BNPL para viajes en Francia, Floa es un fuerte actor europeo”.

Además de acompañar a sus socios franceses a instalarse en España, Floa ha elegido Iberia Cards por su “amplio conocimiento del turismo” en el país galo. “Tenía mucho sentido desarrollar ese sector en otros países de Europa”, explica Carrera. El servicio con Iberia Cards se lanzó en noviembre del año pasado y está siendo muy positivo. Tal y como señala el responsable, Iberia ha visto ya un crecimiento de las ventas con este tipo de pago y el ticket medio ha aumentado. “Este lanzamiento está yendo muy bien y estamos en conversaciones para que haya más servicios juntos”, añade Alexandre Carrera. 

Los consumidores han cambiado sus preferencias en los últimos años y se inclinan cada vez más por los pagos online, con el turismo a la cabeza de este tipo de transacciones: el 74% de los españoles prefieren realizar online sus reservas de viajes. Es precisamente en el sector turístico, donde el presupuesto medio del consumidor es mayor, que la demanda por pagos fraccionados es también mayor. Sin ninguna sorpresa, según el mismo estudio, el transporte es la tercera categoría elegida por los españoles para fragmentar sus pagos, después de la tecnología y los electrodomésticos.

Floa tiene tres servicios de pago. El primero es el ‘Pay later’, el cliente no necesita dar una entrada y paga en 30 días; el segundo es el de tres cuotas: el cliente paga la primera, a los 30 días la segunda, y en otros 30 días más, la tercera… Y el tercer servicio es el de cuatro cuotas, el cliente paga un 25% del producto y luego con cuotas cada 30 días con una restricción de hasta 90 días con un máximo de 2.500 euros.

La compañía se adapta a la legislación de cada país y ofrece sus productos. En España estos tres servicios están aprobados y es el comercio quien decide si quiere usar uno, dos o los tres. En el caso de Iberia Cards, su decisión ha sido la de pagar en tres plazos. Este servicio tiene un coste para el cliente. La comisión máxima puede ser de hasta un 1% y es el comercio, de nuevo, quien lo elige. Iberia Cards ha elegido ese 1%. 

A pesar de la facilidad que ofrece Floa para pagar, este servicio no es para todo el mundo. La compañía hace un estudio de los clientes con “muy pocos datos” (nombre, dirección, nif, fecha de nacimiento) y hacen la elegibilidad. “Floa tiene esa responsabilidad de protección del cliente y del comercio”, asegura el responsable. Para FLOA es importante que esta selección esté hecha correctamente para asegurar que sea algo sostenible. “Hemos visto los impagos están dentro de la estimación que teníamos”, apunta.

Su camino en España ha empezado con Iberia Cards, pero no quiere terminar aquí. Un equipo comercial ya está en conversaciones con diferentes empresas para ampliar el número de socios en el país. Fuera de España también tienen perspectivas de seguir creciendo. Por ahora están presentes en Francia, Italia, Portugal, Bélgica y España y su intención es que este año estén en Alemania y Países Bajos.

El objetivo es el que está al principio de la noticia: que si surge un imprevisto no suponga un problema para el cliente. Pero también hay un componente socialmente responsable. Es decir, “los productos que tienen menos impacto al medio ambiente tienen un valor más caro y nosotros queremos facilitar a los clientes que compren de manera más responsable, que además dura más”, explica Alexandre Carrera.

Y es que además parece que el pago a plazos está de moda, otra vez. Caso dos tercios (63%) de los consumidores en España hacen uso de esta herramienta, muy por encima de la media europea (47%), según un estudio llevado a cabo por Kantar para Floa. Así, los pagos a crédito son especialmente importantes para los usuarios actuales. Más de dos tercios de los consumidores que usan BNPL en España (69%) están dispuestos a cambiar de retailer para poder pagar a plazos, por lo que empresas y usuarios buscan cada vez más soluciones escalables que respondan a estas necesidades.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar