Economía

Estos son los errores más comunes al hacer el borrador de la declaración de la Renta

A la hora de realizar la declaración de la Renta, es común cometer una serie de errores que en algunos casos puede suponer una sanción.

Los errores más comunes en la declaración de la Renta

Los errores más comunes en la declaración de la Renta

Con la llegada del próximo 3 de abril, se dará inicio a la cita anual de los contribuyentes con la Agencia Tributaria para la presentación de la declaración de la Renta.

El acceso al borrador estará disponible en los próximos días, marcando el inicio de la Campaña de la Renta 2023-2024, cuyo plazo se extenderá hasta el 1 de julio.

A pesar de la anticipación en la apertura del periodo, muchos contribuyentes se enfrentan a este proceso con cierta aprehensión, y es que, aunque algunos optan por delegar estas tareas en gestorías, otros prefieren gestionar el proceso por sí mismos. Sin embargo, la prisa y las omisiones pueden resultar en errores que podrían evitarse con una revisión más detenida.

Por tanto, es fundamental destacar los errores más comunes que suelen cometerse al hacer el borrador de la declaración de la Renta, para que los contribuyentes puedan evitarlos y asegurarse de presentar una declaración precisa y sin inconvenientes.

Errores en la declaración de la Renta

Hacer la declaración de la renta puede ser complicado para algunas personas y por ello acuden a profesionales. En caso de que decidas hacer tu propia declaración presta atención a los siguiente puntos para no cometer errores.

No pedir el borrador si no estás obligado a declarar

Una equivocación frecuente es la omisión de solicitar el borrador cuando los ingresos anuales son inferiores a 22.000 euros provenientes de un solo pagador. Aunque no exista la obligación de declarar, en muchos casos, conviene realizar el proceso para evaluar si resulta beneficioso.

Confirmar el borrador sin revisar

El error más común y riesgoso es autorizar el borrador sin revisar todos los datos. Este descuido puede afectar el resultado final y, en casos extremos, resultar en sanciones para el contribuyente por inclusiones incorrectas.

Antes de confirmar el borrador, se debe prestar especial atención a detalles como datos personales, fiscales, deducciones y gastos, para garantizar la precisión de la información.

El paro también cuenta en la declaración de la Renta

Es crucial tener en cuenta que la prestación por desempleo se considera como un segundo pagador. Si los ingresos superan los 15.000 euros anuales y se tienen dos pagadores, se vuelve obligatoria la presentación de la declaración de la Renta.

La segunda residencia también se incluye

Muchos contribuyentes olvidan que las segundas residencias, ya sea un apartamento en la playa o una casa en la montaña, deben ser incluidas en la declaración de la Renta. El tratamiento varía según el uso que se le dé, ya sea personal o de inversión.

Incluir a los hijos que ya la han hecho por su cuenta

Aunque hacer la declaración con los hijos ofrece beneficios, es crucial recordar que solo se puede hacer la declaración conjunta si los hijos son económicamente dependientes, ganando menos de 8.000 euros al año y no presentan su declaración por separado.

No incluir cambio en la situación personal

Cambios en la situación personal, como matrimonios o divorcios, deben ser informados en la declaración de la Renta. Si el borrador no refleja estos cambios, es responsabilidad del contribuyente incluirlos.

Deducciones por maternidad

Errores frecuentes están relacionados con las deducciones por maternidad. Las madres con hijos menores de tres años tienen derecho a reducciones, y es esencial asegurarse de incluir correctamente estos beneficios en la declaración.

Las familias numerosas reciben tratamientos especiales en la declaración del IRPF, y es imperativo conocer las deducciones disponibles, que oscilan entre 1.200 y 2.400 euros por hijo, según la categoría de la familia numerosa. En resumen, evitar estos errores comunes asegurará una presentación de la declaración de la Renta sin inconvenientes y con la certeza de aprovechar todas las oportunidades de deducción disponibles.

Con el plazo de presentación abierto hasta el 1 de julio, se insta a los contribuyentes a tomarse el tiempo necesario para revisar detenidamente su situación financiera y fiscal antes de confirmar su borrador.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar