Economía | Finanzas

Bancos y fintech podrán innovar sin el límite de la regulación desde 2021

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. EFE

El Ministerio de Asuntos Económicos ha abierto ya el plazo para que tanto los bancos como las fintech y cualquier otro organismo o institución que desee presentar un proyecto de innovación financiera al sandbox regulatorio lo pueda hacer. Concretamente, será posible presentar solicitudes desde el 13 de enero hasta el 23 de febrero de 2021.

La Secretaría General del Tesoro pone así a funcionar este sandbox o laboratorio de pruebas regulatorias, cuya creación definitiva fue posible en noviembre al superar todos los trámites legislativos y tras dos años de intentos de los tres últimos ministros de Economía de sacarlo adelante. Los distintos cambios de gobierno fueron retrasando su tramitación, pero ya es una realidad.

Este sandbox permitirá a empresas, organismos e instituciones tanto españolas como extranjeras poner en marcha proyectos que se escapan a la regulación actual en un entorno controlado por los supervisores (Banco de España, CNMV y Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones) y el Ministerio de Asuntos Económicos.

Así, podrán probar con clientes reales el éxito de ideas que les gustaría aplicar en su empresa pero no pueden porque implican aspectos no contenidos en ninguna regulación y con la garantía de los supervisores de que no serán sancionados.

El proceso se inicia con la presentación de proyectos a este sandbox. La primera convocatoria para hacerlo se abre el próximo 13 de enero y se cierra el 23 de febrero.

Los proyectos que se presenten deberán cumplir con algunas condiciones, como que tengan un elevado grado de madurez (es decir, que no estén sin empezar o dando sus primeros pasos), que aporten innovación frente a las prácticas actuales, que ofrezcan un beneficio para los usuarios de servicios financieros, que aumenten la eficiencia de las entidades y que supongan una mejora de la regulación.

Una vez los supervisores tengan los proyectos en sus manos, dispondrán de un mes (dos si el volumen de proyectos es alto, pero no más) para realizar una evaluación sobre los mismos y verificar que cumplen todas las condiciones.

Estas evaluaciones se remitirán al Ministerio de Asuntos Económicos, que unos días comunicará a los interesados si su proyecto ha sido elegido para ponerse en marcha es este entorno controlado de pruebas de proyectos que implican aspectos de los servicios financieros no sometidos aún a ninguna regulación.

En mayo serán seleccionados

Fuentes del Ministerio explican que esperan que el volumen de proyectos presentados sea alto (no hay un máximo), por lo que es posible que no antes de finales de abril o principios de mayo el Ministerio cuente con una lista de proyectos que se podrán poner en marcha en este entorno.

Los promotores de estos proyectos elegidos tendrán que firmar unos protocolos con su supervisor correspondiente para garantizar que no habrá perjuicio para los usuarios que formen parte del proyecto. En todo caso, las personas que voluntariamente hayan aceptado participar en cada proyecto podrán abandonarlo en cualquier momento.

Las mismas fuentes aspiran a atraer a muchos proyectos de fuera de España, dado que el sandbox permite presentar proyectos en español (lo que acerca a Latinoamérica) y en inglés, pero, en todo caso, no es necesario ser residente en este país para acceder a este entorno de pruebas.

Comentar ()