Los mercados están tranquilos pese al asalto al Capitolio que perpretraron algunos seguidores de Trump el miércoles. Ni las bolsas europeas ni los índices estadounidenses se han visto alterados por estas circunstancias y, al contrario, algunos experimentan alzas.

Es el caso del S&P500, uno de los índices bursátiles de mayor relevancia, que cerró la sesión del miércoles con una subida del 0,6%, un ascenso ampliamente superado por el Dow Jones, que avanzó un 1,4%. El Nasdaq, por su parte, se dejó un 1,4% en la jornada bursátil de ayer.

En Europa, más de lo mismo. Los principales índices se mostraban calmados e, incluso, algunos reflejaban ligeras alzas en la mañana del jueves. Era el caso del parqué de Frankfurt, que subía un 0,6%, y del de París, que lo hacía un 0,4%. El de Londres, sin embargo, descendía un 0,4%.

En el caso de España, el Ibex 35 cedía un 0,5%, con las compañías turísticas liderando los descensos. Amadeus caía un 5,2%, Aena un 3% e IAG un 2,9%. Al contrario, Solaria proseguía sus ascensos con otro 5%, Acciona subía un 4% y Siemens Gamesa un 2,7%.

El mercado se muestra tranquilo en vista de que este asalto al Capitolio, pese a su gravedad, «no pone en duda la solidez de las instituciones americanas o la elección de Joe Biden como próximo presidente de Estados Unidos», como explica Benjamin Melman, CIO global en Edmond de Rothschild AM.

Para este experto, el «dramático» giro de los acontecimientos «debía poner fin a un bando republicano que estaba bastante unido hasta ahora», pero, en definitiva, «esta es una crisis política, no una crisis para los mercados».