Economía

El Nasdaq 100, un oasis en el desierto de las Bolsas: sube un 5% impulsado por Netflix y Zoom

El mercado confía en el futuro de las tecnológicas gracias al comercio online, el entretenimiento y el teletrabajo

Una persona se pasea con mascarilla frente a la sede de la Bolsa de Nueva York, en Wall Street. EFE

En un mundo en el que la volatilidad ha marcado el día a día de las Bolsas, es difícil encontrar valores que hayan podido escapar del desplome. Sin embargo, un índice destaca sobre el resto por estar logrando situarse en positivo en el año pese al hundimiento de las Bolsas: el Nasdaq 100. El índice estadounidense ha mostrado un mejor comportamiento que otros aupado por la confianza del mercado en el buen desempeño futuro de las empresas tecnológicas. El impulso al teletrabajo, a las plataformas de entretenimiento y al comercio online están detrás de la confianza que el mercado tiene en el sector tecnológico.

El índice, que reúne a las compañías tecnológicas más importantes del mundo, acumula una apreciación del 5% en el año. ¿A qué se debe esta evolución tan dispar del resto de índices bursátiles? “El índice Nasdaq 100 está muy concentrado en acciones tecnológicas y estas acciones están teniendo un comportamiento muy sólido”, explica a este periódico Gonzalo Pradas, director de Openbank Wealth.

La expectativa de una sociedad más digitalizada hace que los inversores estén apostando por estas compañías»

No obstante, no todas las compañías han tenido un comportamiento similar. La apreciación del índice ha estado impulsada, principalmente, por Zoom Video (+137%), la estrella del Nasdaq, Netflix (+33%) y Amazon (+29%). El teletrabajo, la necesidad de entretenimiento y el mayor uso del comercio online han hecho que estas tres compañías hayan registrado fuertes crecimientos en Bolsa incluso durante la crisis.

Otras grandes compañías del sector, sin embargo, se han mantenido prácticamente planas en el año. Es el caso de Apple (+5,8%), Facebook (+2,4%) o Alphabet (+0,34%) que, pese a registrar crecimientos, están muy lejos de las anteriores.

Para la analista de Renta 4 Natalia Aguirre, este tipo de compañías han demostrado su “capacidad para seguir ofreciendo sus servicios en general y en particular al impulso de los servicios tecnológicos en la situación de confinamiento actual”.

“El motivo de las subidas en las acciones tecnológicas es la perspectiva de un cambio en el consumo y en la forma de trabajar en el futuro después del Covid-19, la expectativa de una sociedad más digitalizada hace que los inversores estén apostando por estas compañías, que se pueden ver menos afectadas en las crisis y que incluso se podrían ver beneficiadas”, apunta Sergio Ávila, analista de mercados de IG.

Además de haber capeado mejor la crisis, para este experto el futuro que les queda no tiene por qué ser negativo. “A pesar de las fuertes subidas y a pesar de la esperanza de caída de los beneficios del mercado en general por la crisis, estas compañías están muy bien posicionadas. Los PER [ratio precio-beneficio] han aumentado, pero no creo que estemos todavía ante una burbuja tecnológica”, añade.

Desde XTB, sin embargo, ven el futuro más complicado debido a los malos datos que van a lastrar a la economía estadounidense en los próximos meses. “Nos parece que es una situación difícil de mantener porque, a pesar de que se hayan podido beneficiar ahora, pensamos que si de verdad la economía norteamericana se acerca a un periodo recesivo, tarde o temprano le pasará factura”, apunta el analista Joaquín Robles.

Solo en las rentabilidades positivas

Además, el Nasdaq 100 está prácticamente solo en esto. Es cierto que el S&P 500 también está teniendo una evolución no demasiado negativa, pero no logra la hazaña de colocarse en terreno positivo en estos tiempos. Y eso que su presencia de firmas tecnológicas, que representan un quinto del total, está tirando del índice, pues son el único sector del S&P 500 que se mantiene en positivo, frente a las caídas en salud y energía. El Dow Jones, por su parte, se deja un 18% en 2020.

La disparidad en el desempeño de los mercados evidencia que hay un lado acertado y otro equivocado en la nueva realidad económica”

“La disparidad en el desempeño de los mercados evidencia que hay un lado acertado y otro equivocado en la nueva realidad económica que espera una vez que el mundo salga de la pandemia”, explica Simon Peters, analista de eToro.

Ni siquiera hay luz en China, donde el impacto bursátil no está siendo tan severo como en Europa y las perspectivas económicas son mejores. El índice China A50 es también incapaz de batir al Nasdaq 100.

Al otro lado del charco, los resultados son aún peores. Lo índices europeos han sufrido especialmente la incertidumbre derivada de la crisis del coronavirus, de forma que el Ibex 35 pierde un 30% en el año, mientras que el DAX30 alemán, el CAC40 francés y el FTSE100 británico, con mayor presencia de sectores como el bancario, el turístico o el automovilístico, retroceden entre un 20% y un 27%. En el sector tecnológico está la clave.

Comentar ()