Los autónomos españoles cobran una pensión media de 802,72 euros, según los últimos datos del Ministerio de Empleo. Aunque habitualmente se utiliza este término para englobar a ambos sexos, en este caso, lo separaremos. El dato mencionado hace únicamente referencia al sexo masculino. Que presenta notables diferencias respecto al sexo opuesto. Las mujeres autónomas tienen una pensión media 217 euros inferior (583,45 euros) cada mes, al de los profesionales autónomos masculinos.

Los datos se refieren al total de pensiones que actualmente pueden acceder estos profesionales: incapacidad permanente, jubilación, viudedad, orfandad y favor familiar. Tan sólo en dos de ellas el trabajador por cuenta propia supera a la trabajadora pero, las de cantidades son tan amplias, en esos casos, que son suficientes para subir la media de lo que perciben.

Diferencias por tipo de prestación

Los supuestos en los que el autónomo cobra más son la incapacidad permanente y la jubilación. En la primera la media está en 777,20 euros, casi 100 por encima de una autónoma (677,86 euros). En la segunda, la jubilación, la diferencia aún es mayor: 224 euros. Mientras que los profesionales del género masculino cobran 855,28 euros de media, una vez cesan su actividad, las mujeres perciben 633,04 euros.

Por su parte, las trabajadoras por cuenta propia reciben una mayor cantidad en las pensiones de viudedad, orfandad y favor familiar. En estas dos últimas ellas alcanzan las cifras de 340,98 euros y 467,30 euros, mientras que los hombres perciben de media 336,29 euros y 446,26 euros respectivamente. Las diferencias son mínimas, de sólo cuatro euros en la primera y de 11 en la segunda.

En los casos de viudedad esta desigualdad sí que es más amplia en favor de las trabajadoras por cuenta propia. En concreto reciben, de media, 156 euros más cada mes. Los autónomos masculinos perciben 374,29 euros de media, sin embargo las autónomas alcanzan los 530,85 euros de pensión por viudedad.

Contenido elaborado por: Sego finance