La caída de Thomas Cook, operador turístico, generó un fuerte impacto en los autónomos y pymes que trabajan en este sector en nuestro país. Es por ello que, en su momento, se lanzó una línea específica de financiación que ahora ha sido ampliada.

En concreto, esta línea se aprobó en el Real Decreto Ley 12/2019 y tenía como prioridad la ayuda a aquellos autónomos afectados por el cierre de la compañía británica. Una crisis que generó una partida estimada para esta línea de financiación de 200 millones de euros.

Dentro del sector turístico, la aparición del coronavirus ha supuesto un nuevo varapalo para autónomos y pymes de este ámbito. Por ello desde el Ejecutivo han decidido dotar con otros 200 euros a esa línea de financiación e incluir en ella a los perjudicados por el Covid-19.

Condiciones de estos préstamos por coronavirus

Los créditos están gestionados por ICO (Instituto de Crédito Oficial), en donde comenzaron los trámites para la ampliación de la línea desde la entrada en vigor del Real Decreto Ley 7/2020 de 12 de marzo. El préstamo otorgado por la entidad financiera correspondiente contará con una garantía parcial del 50% por parte del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Asimismo, la cuantía máxima que un cliente podrá percibir será de 500.000 euros, ya sea en una operación o en varias.

Dentro de esta línea se considerarán financiables los proyectos de digitalización, destacando las soluciones para el teletrabajo que se recogen en el programa Acelera Pyme, y que pueden ayudar a las empresas a dar un paso necesario para su inmersión en las nuevas tecnologías, tal y como ocurre en otros países. Además, se incluyen también como financiables aquellas necesidades de liquidez de la Línea Empresas y Emprendedores.

Contenido elaborado por: Sego finance