Primeros datos, de la mano del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, sobre cómo está afectando la pandemia provocada por el Covid-19 al empleo en España, especialmente a los profesionales por cuenta propia.

Tal y como ha confirmado el propio ministro, José Luis Escrivá, el régimen de trabajadores autónomos ha perdido 56.000 afiliados desde el pasado 12 de marzo. Esta cifra supone una caída del 2% de los autónomos y, aunque no resulta un dato positivo, es mejor que la situación del régimen general, en el que la bajada supone un 6%.

Datos inestables

Aún así conviene destacar que en estos datos no constan todos los negocios que permanecen cerrados por el estado de alarma. Falta comprobar la evolución, tanto de la propia pandemia como de las medidas aprobadas o que se vayan a aprobar, para todas esas empresas y sectores que se están viendo altamente afectados por esta situación.

Entre ellos se encuentran las empresas y autónomos que han solicitado los ceses de actividad extraordinarios por coronavirus, que se acercan al millón. Todos ellos se podrían considerar como negocios en peligro de cierre ya que, aunque ahora reciban ayudas o aplazamientos, en unos meses tendrán que ponerse al día con la Seguridad Social de nuevo.

Medidas de apoyo

Por un lado existe la opción de solicitar la moratoria de seis meses para las cotizaciones de abril, mayo y junio. Por otro, también puede realizarse una solicitud de aplazamiento de cuotas que se tuvieran ya pendientes con la Seguridad Social y que correspondiese liquidar en estos meses, siempre y cuando no hubiese ya otro aplazamiento en vigor. En este caso, siendo un aplazamiento extraordinario, el tipo de interés aplicado sería del 0,5%, siete veces inferior al habitual.

Contenido elaborado por: Sego finance