En menor o mayor medida, casi todos los países tratan de luchar contra el cambio climático y la contaminación ambiental. Por ello, los distintos descubrimientos y herramientas que tratan de paliar este problema, suelen generar expectación y buenos resultados en el mercado.

Es el caso de un procedimiento, investigado en España desde el CSIC, para eliminar el dióxido de carbono (CO2) a partir de microalgas. Gracias a él, la pyme española de biotecnología AlgaEnergy se ha puesto a la cabeza del sector a nivel mundial.

Estas microalgas están captando parte del CO2 del aeropuerto de Madrid

Junto a la Universidad de Sevilla y a la Universidad de Almería, AlgaEnergy está logrando grandes avances con estas microalgas. Sin ir más lejos, y en colaboración con AENA e Iberia, han creado una plataforma a base de estos organismos en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Con la denominación de Plataforma Tecnológica de Experimentación de Microalgas (PTEM) consiguen dos funciones diferentes. Por un lado, se trata de un cultivo de estas algas que formarán parte de la composición de biocarburantes y, por otro, permiten la mejora de las tecnologías de captación del dióxido de carbono al tener que enfrentarse al reto de realizar dicha labor en los alrededores de un aeropuerto.

Pueden convertir el dióxido de carbono en otros productos

Pero no es el único proyecto que esta compañía española está realizando con las microalgas. En Cádiz, en concreto en Arcos de la Frontera, han instalado una planta para continuar con el estudio de la biofijación del CO2.

En este caso su trabajo consiste realizar cultivos microalgales, utilizando esta tecnología de fijación fotosintética del CO2, para su transformación en otros productos. Entre ellos se encuentran fertilizantes o componentes para productos cosméticos.

Se trata de un caso de éxito de la industria española, basado en la transferencia de investigaciones en laboratorios (CSIC) hacia el sector industrial (AlgaEnergy).

Contenido elaborado por: Sego finance