La conciliación familiar, siendo trabajador autónomo, puede resultar compleja. Por eso todas las ayudas o programas que traten de colaborar con tal fin serán bien recibidas por el colectivo. Es el caso del novedoso plan que acaba de poner en marcha el Gobierno de Navarra, para el que se destinarán 75.000 euros.

El autónomo recibirá ayudas al contratar desempleados

El programa, que se acaba de aprobar, se traducirá en ayudas de entre 300 a 360 euros al mes para el profesional. Estos se podrán destinar a la contratación de una persona, que debe estar desempleada, para sustituir al trabajador autónomo en su actividad mientras este realiza las labores de cuidado o bien, directamente, para que sea dicha persona la que realice esas tareas.

Los casos en que se podrá solicitar esta prestación será cuando se tenga que realizar el cuidado de menores de 7 años o de una persona dependiente. Además, cuando sea el profesional quien se encargue de esta labor y el contratado de su actividad económica, la ayuda será compatible con la bonificación de cuotas de la Seguridad Social.

Los contratos podrán tener una duración de hasta un año

El importe de la ayuda dependerá de quién sea la persona contratada. De esta forma, quienes más dinero percibirán serán los que contraten a una mujer y dicho contrato se lleve a cabo en el medio rural. Por su parte la duración de los contratos tendrá un mínimo de tres meses, pudiendo alargarse hasta el año completo (12 meses).

Asimismo, la ayuda solo se podrá recibir si se solicita dentro de un plazo determinado. Para ello el autónomo contará con un mes, que comenzará a contar desde el día siguiente a la firma del contrato con el trabajador.

Toda la información y detalles se pueden encontrar en la página web del Servicio de Empleo de la Comunidad Foral de Navarra, dentro del apartado de ayudas y subvenciones.

Contenido elaborado por: Sego finance