El Banco de España estima que aún será necesaria más liquidez para las compañías españolas de aquí a final de año. Así lo desarrollan dentro del informe “Las necesidades de liquidez y solvencia de las empresas no financieras españolas tras la perturbación del Covid-19”.

Una necesidad de 230.000 millones de euros

El BdE estima que entre abril y diciembre del presente ejercicio, las empresas españolas no financieras necesitarán más de 230.000 millones de euros para solucionar sus problemas de liquidez. Una cifra muy alta, teniendo en cuenta que el Gobierno ya ha ido aportando ayudas, algunas en forma de aval, a los sectores más afectados.

De hecho, contando con estos avales, el Banco cree que las empresas podrán solucionar unas tres cuartas partes del problema, pero no el total. Para ello, desde la entidad aconsejan acudir a nueva deuda sin avales o, en los casos en los que sea posible, que utilicen sus posibles colchones de liquidez u ahorro.

El informe también destaca que, pese a esto, hay un importante número de compañías que han conseguido acceder a crédito sin la necesidad de las garantías públicas. Por tanto, otras empresas podrían beneficiarse también de esta opción.

Las pymes son las empresas más afectadas

La buena noticia que presenta el informe es que, pese a la mala situación general, hasta un 40% de las empresas no financieras españolas han conseguido, en estos meses, no tener déficit de liquidez ni pérdida de patrimonio.

Sin embargo el resto de compañías sí que ha sufrido o sigue sufriendo por esta situación. De hecho, las pequeñas y medianas empresas son las más afectadas, siendo las que han alcanzado una mayor vulnerabilidad financiera, según la simulación realizada por al entidad.

En cuanto a sectores, el turismo y el ocio son los más damnificados. También el sector de vehículos a motor y los de transporte y almacenamiento están viviendo situaciones complejas.

Contenido elaborado por: Sego finance