A la hora de buscar empleo también es importante conocer el tipo de perfil o la forma de trabajo que hay en una empresa. Por ello, para ayudar a quiénes se encuentran en esta situación de búsqueda de empleo, desde el blog de Infoempleo han analizado las circunstancias de postular como empleado para una pyme o para una gran empresa.

La comunicación en una pyme es mucho más ágil

Como es lógico, en una pyme las comunicaciones van a ser más fluidas, ágiles y directas. En esto influye su menor tamaño y la posibilidad de que, incluso, se conozcan todos sus trabajadores aunque trabajen en diferentes departamentos.

Entretanto, en una compañía mayor esto será prácticamente imposible, también por la cantidad de mandos (de diferentes categorías) que tendrán los trabajadores. Esto, eso sí, favorece la autonomía de los trabajadores, tal y como señala el análisis, y puede ser el lugar ideal para personas con mucha iniciativa.

El tamaño de la pequeña o mediana empresa también va a facilitar una mejor visión global de la empresa, así como el acceso a puestos en los que la versatilidad serán claves. De hecho, es probable que el trabajador acabe realizando, también, funciones o actividades diferentes a las de su perfil.

Todo lo contrario ocurrirá en los trabajadores de una gran compañía, que suelen optar a puestos bastante más especializados. En estas será, además, más sencillo acceder a formaciones o a promoción dentro de la empresa.

Incluso la forma de postular a una u otra debe ser diferente

Asimismo, las empresas de mayor tamaño tienen otras ventajas con respecto a las primeras. Entre ellas se encuentran mejores planes de igualdad o las metodologías de recursos humanos, más avanzadas que las que se emplean en las pymes.

Como advierten en el análisis de Infoempleo la orientación de la candidatura también tendrá que variar según a la opción que se opte. En este sentido conviene recordar que es probable que, por ejemplo, cuando se trate de un puesto en una gran compañía, esta contrate los servicios de una empresa intermediaria. Por su parte la pyme, aunque tendrá menos personal del área de recursos humanos, serán personas que conozcan mucho mejor tanto la propia empresa como el puesto ofertado.

Por todo ello, los procesos de selección también serán diferentes así como, incluso, el curriculum vitae que entregues.

En el caso de las pymes deberá estar todo más personalizado e, incluso, jugando la baza de la emotividad. Por su parte, con las empresas grandes conviene hacer uso de palabras clave y del propio lenguaje que ellos muestran en sus ofertas. Del mismo modo, será imprescindible rebasar los criterios masivos de discriminación que utilizan a la hora de elegir a los candidatos.

Contenido elaborado por: Sego finance