Cada vez hay menos jóvenes que se animan a emprender y a convertirse en trabajadores por cuenta propia. De hecho, los números obtenidos hasta marzo del presente ejercicio son los más bajos de los últimos 13 años. Datos obtenidos desde la Secretaría de Estado de Empleo y Economía Social, del Ministerio de Trabajo, en su Informe Jóvenes y Mercado de Trabajo – Junio 2020.

Supone una caída del 0,2% respecto al año pasado

En concreto, este informe, se refiere a los jóvenes por debajo de los 30 años. Estos tan solo representan (a fecha del 31 de marzo de 2020) el 7,6% de los afiliados en el RETA, siendo un total de 245.067 autónomos. El porcentaje es aún menor que el año pasado, en el que suponían el 7,8%.

Estos datos no son nada positivos si se tiene en cuenta que son los peores registrados en más de una década. Así, desde 2007, en el que el porcentaje de estos trabajadores por cuenta propia casi doblaba al actual, alcanzando los 13,9 puntos. Las cifras desde entonces han ido bajando hasta alcanzar el porcentaje actual.

En 2014 se vivió un ligero repunte de estos jóvenes autónomos, desde el 8,8% hasta el 9,3%, pero solo fue durante ese ejercicio. En 2015 volvió haber un descenso (del 0,2%) y la tendencia ha sido la misma desde entonces.

Hay menos de 90.000 autónomas menores de 30 años.

En lo que respecta a este año, con el 7,6% de estos trabajadores afiliados al RETA, el descenso interanual ha sido de un 4,1%. Esto supone un 10.448 jóvenes afiliados menos, lo que tampoco representa un dato positivo; en especial porque también representa uno de los peores datos de los últimos ejercicios. De hecho, desde 2014 (año en que hubo un incremento del 7,1%) el único año que supera la caída de este año es 2016, con un 4,4% de descenso interanual.

Asimismo, de los 245.067 en situación de alta en este 2020, el porcentaje de hombres es superior al de mujeres. Ellos representan el 63,7% del total (155.167 en cifras totales) y ellas tan solo el 36,3% restante (89.900 en cifras).

Contenido elaborado por: Sego finance