Hace unos meses, el Gobierno aprobó avales para facilitar la entrega de los préstamos ICO a pymes y autónomos. Negocios que, en muchos casos, fueron cerrados de forma forzosa, a causa del estado de alarma. Actividades que, por lo general, están sufriendo una fuerte caída de la facturación, debido a la situación provocada por la pandemia.

Muchos autónomos no pueden hacer frente a los pagos

El problema ha llegado ahora cuando, con el paso de los meses, muchos de esos profesionales ven que llega el momento de hacer frente a los primeros plazos de devolución de dichos créditos. Para la gran mayoría de ellos la situación económica no ha mejorado en este tiempo y, de hecho, como confirma la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), muchos están en condiciones peores ahora que en los meses de mayo y junio.

Es por ello que resulta imprescindible buscar soluciones para que todos los afectados puedan hacer frente a los pagos y no se convierta en un problema de morosidad. Atendiendo a esto, tanto la propia ATA, como UATAE o el Partido Popular han propuesto diferentes medidas a tener en cuenta.

Ampliaciones de carencia y extensión de las líneas de financiación

En el caso del PP y ATA sugieren aumentar los periodos de carencia del principal. El partido encabezado por Pablo Casado cree que sería conveniente que esta ampliación fuese de un plazo igual al que ya hubiese firmado el profesional y con las mismas condiciones.

Asimismo, el Partido Popular ha pedido en el Congreso incrementar hasta los 6 años, para aquellos autónomos y pymes que lo requieran, la garantía pública de esta línea de préstamos ICO extraordinarios por Covid-19.

UATAE, por su parte, pide que se extiendan estas líneas de financiación con el 100% de aval a los autónomos y micropymes (actualmente el Estado avala únicamente el 80%), que son los más afectados por la crisis. Además reclaman que solo se imponga un máximo del 1% de interés.

Contenido elaborado por: Sego finance