Las compañías de nuestro país aún tienen mucho que mejorar en lo que a digitalización se refiere. Así lo reflejan los últimos datos publicados en el “Análisis sectorial de la implantación de las TIC en las empresas españolas”, realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de las SI.

Baja el uso de analítica de Big Data en 2019

Según recoge el documento, en 2018 la realización de compras a través de internet fue superior en las pymes y grandes empresas. En este caso alcanzó el 33,9%, casi el doble que lo conseguido por las microempresas (17,5%). El sector destacado fue el de información y comunicaciones.

Más baja es aún la realización de ventas por comercio electrónico. Durante el mismo ejercicio, una de cada cinco pymes y grandes compañías (el 20,4%) realizaron ventas online. Sin embargo, sólo el 5,8% de las microempresas las ejecutaron.

En las tecnologías clave se ha experimentado una leve mejoría pero aún no parece suficiente. Así, entre el 2018 y el 2019, la utilización de servicios cloud o de la nube subió un 4,9% para las pymes y grandes empresas y un 1,1% para las microempresas. Se situó, entonces, en un 28,1% y un 10,4% respectivamente.

Malos datos, sin embargo, para la analítica de Big Data que no consigue asentarse y, durante ese mismo periodo de tiempo, volvió a reducirse. Así, entre las grandes compañías y pymes bajó un 2,9% (disminuyendo al 8,3%) y un 0,5% entre las microempresas (alcanzando el 1,8%).

Solo un 3% de las microempresas contratan especialistas en TIC

Tampoco destacan las herramientas de gestión. Solo un 10% de las empresas utilizaron en 2019 las relativas a la gestión de negocio (ERP) y un 9,1% las de gestión de información de clientes (CRM). Sin embargo, sí se tienen más en cuenta las medidas de seguridad TIC. Un 57% de microempresas utiliza alguna, frente a un 92,8% de pymes o empresas grandes.

El talento digital es otro de los puntos a tener en cuenta por las empresas. De hecho, solo el 3% de microempresas españolas tenían, en 2019, especialistas en TIC. Sí sube ese porcentaje en lo que respecta a pymes y grandes compañías, alcanzando el 17,4%. No hay, tampoco, actividades de formación para empleados en estas tecnologías. Solo el 22,4% de empresas con más de 10 empleados las ofertaron y un 3,9% de las empresas con menos de 9 trabajadores, en 2018.

Por lo que sí parece que apuestan las compañías es por hacer entrega a sus trabajadores de dispositivos portátiles para trabajar. De hecho, el porcentaje es elevado en ambos tipos de empresas, sumando un 53,3% las micropymes y un 75,2% las pymes y empresas grandes.

Contenido elaborado por: Sego finance