Transporte

Largas esperas, falta de aire y hacinamiento: la odisea de viajar en agosto en Metro

El recorte de la frecuencia de trenes dispara las quejas de los usuarios de la red pública de transporte de la capital.

logo
Largas esperas, falta de aire y hacinamiento: la odisea de viajar en agosto en Metro
Metro de Madrid en agosto

Metro de Madrid en una fotografía de agosto Twitter @SabasVL

Resumen:

Son las nueve de la mañana. Estación de Villaverde Alto, primera parada de la línea 3 de metro. Las pantallas que hay en el andén no indican cuándo va a llegar el próximo metro, y son muchos los vecinos del distrito y del resto de ciudades del sur de Madrid (Parla, Getafe, Leganés y Fuenlabrada) los que esperan con incertidumbre a que llegue el vehículo que va a llevarles al trabajo, médico o supermercado. Por que hay gente que lleva el carro de la compra o intenta callar a su pequeño, que preferiría estar viendo Pokémon, en lugar de ir montado en el metro. Por que el transporte público lo usamos todos.

Sigamos con lo del tiempo. Ya no es solo que haya estaciones sin cobertura móvil (gran parte de la línea 3, prácticamente la mitad de la línea 6 y, de forma íntegra, las líneas 11 y 12, entre otras), lo que implica que sea imposible consultar en la app el tiempo que le queda al metro a falta de un marcador que lo indique. Son las nueve de la mañana, como recordaréis. Hora punta, y el andén está hasta arriba de gente en la primera parada de la línea. A medida que el metro completa su recorrido, el vehículo se va llenando de más y más personas hasta que se alcanzan paradas como Legazpi o Sol que tienen una afluencia de gente aún mayor.

«Recibimos muchas quejas a diario de usuarios a través de Twitter que hacen alusión a la cantidad de tiempo que están esperando a un vehículo que llega al andén con gente hacinada», informa a El Independiente el Portavoz Sindicato de Maquinistas de Madrid, Juan Antonio Ortiz. El nivel de reclamaciones es tal, que se ha creado un perfil en la red social Twitter llamado @SufridoresMetro que actualmente cuenta con más de 20.000 seguidores.

En esas largas esperas durante el mes de agosto para subir a un vehículo lleno de gente, no hay que pasar por alto un factor importante: el calor. Las estaciones disponen de circulación de aire, por lo que «sería absurdo colocar aire acondicionado en el andén, ya que hay respiradero. Sin embargo, habría que conseguir que las personas no esperaran más de tres o cuatro minutos. Todos los vehículos disponen de aire acondicionado, pero, con el hacinamiento, el funcionamiento actual no es suficiente», manifiesta Juan Antonio Ortiz.

Esta carencia de metros en el mes de agosto es debido a la falta de maquinistas, tal y como informan desde el propio Sindicato: «El problema se mitigaría con la contratación de 350 maquinistas nuevos. Sin embargo, apenas 44 van a empezar. Ha habido jubilaciones y trabajadores que han cambiado de sección, por lo que hay escasez de maquinistas», denuncia su Portavoz.

Desde Metro de Madrid, Paco Olaya indica lo siguiente: «Reducimos el número de vehículos porque la cantidad de viajeros desciende un 40% durante el periodo estival. Adecuamos la oferta». Sin embargo, ¿es esto suficiente? Las aglomeraciones registradas en estaciones de gran afluencia que están conectadas con el Aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas (línea 8) y Atocha (líneas 1 y 6), reflejan el calvario que aguantan los ciudadanos y turistas que cogen el metro a hora punta en agosto.

Madrid está desangelada durante el mes de agosto, pero ¿y los que se quedan aquí? Es como si Metro fuera el punto de reunión de los trabajadores, ciudadanos y turistas que sufren este servicio de transporte público. Nunca se ve a tanta gente junta. No es como si el mundo se detuviera para irse de vacaciones. La vida sigue, incluso en agosto.