Madrid vive días extraños. Sin turismo, el centro de la capital agoniza y los comercios tiemblan con las perspectivas de la pandemia a corto plazo.

Sin embargo, la luz otoñal hace que sus monumentos sigan brillando como siempre. El Palacio Real, el Retiro, la Puerta de Alcalá, Cibeles, Sol… Desde El Independiente queremos homenajear a la ciudad en este momento tan complicado con la etiqueta #MegustaMadrid y animamos a nuestros lectores a que nos cuenten por qué. «A mí me gusta porque no es de nadie y es de todos», dice el director del periódico, Casimiro García-Abadillo.