El Tribunal de Apelación de Bruselas ha decidido rechazar este jueves la entrega del exconseller Lluis Puig a España, al que reclama por un presunto delito de malversación de fondos públicos en la causa del ‘procés’ independentista.

Así lo ha confirmado el propio político catalán en un mensaje en su red social. «Segundo tribunal sobre la tercera orden europea de detención. No hay extradición», ha afirmado Puig.

De esta forma la justicia belga rechaza en segunda instancia su extradición, siguiendo el criterio del juez que el pasado mes de agosto falló en el mismo sentido. El caso podría no acabar aquí, pues la Fiscalía puede agotarla vía legal y acudir al Tribunal de Casación belga.

El caso de Puig es el primero que examinan los tribunales belgas sobre las órdenes europeas de detención y entrega (OEDE) cursadas por el magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, contra los políticos independentistas huidos hace más de tres años.