La Generalitat ha confirmado ya la constitución del cien por cien de las mesas electorales del 14F. Con algo de retraso sobre procesos anteriores, el dispositivo electoral ha permitido abrir todos los colegios y mesas en unos comicios marcados por el coronavirus y la lluvia, que están marcando bajos índices de afluencia de momento a los colegios. El temor de problemas por elevado número de alegaciones presentadas por los escogidos para formar parte del dispositivo electoral, un 38% de los seleccionados por sorteo, hacía temer que no se pudiera constituir alguna de las 9.139 mesas previstas.

El 97,2% de las mesas electorales estaban constituidas y en funcionamiento a las 10 de la mañana, la hora límite fijada por la administración de la Generalitat para cerrar la constitución de las mesas. Barcelona se ha convertido, en este primer tramo, en el foco de los problemas y dentro de esta circunscripción la ciudad de l’Hospitalet de Llobregat, con un 82% de las mesas.

Lleida y Girona, las primeras

Por contra, en Girona y Lleida se dan por constituidas el 100% de las mesas y el 99% en Tarragona. En Barcelona, la cifra es del 96,5% de las mesas. El conseller de Relaciones Exteriores, Bernat Solé, ha destacado a esa hora que la constitución del 97% de las mesas es un dato similar al del 2017, por lo que ha hablado de «situación de plena normalidad» en este proceso. Solé ha dado por seguro que «en los próximos minutos se acabarán de resolver las incidencias».

La Generalitat confirmaba a las 9 de la mañana un 69,60% de las mesas constituidas, lo que se traduce en 6.361 mesas constituidas. En 30 minutos se había constituido ya el 91% de las mesas, un total de 8.387 mesas. Con retrasos por un proceso que más lento y farragoso de lo habitual, las mesas han abierto sin grandes incidentes pero sí con más tiempo del habitual.

«Primer objetivo» anunciaba el responsable de procesos electorales de la Generalitat, Ismael Peña-López: «En tres horas tenemos que reunir a 100.000 personas entorno a 9.139 mesas». Una constitución de mesas más en entredicho que nunca por el Covid-19. Más de 33.000 personas, más del 38 % de los miembros elegidos por sorteo, hayan presentado alegaciones ante las diferentes Juntas Electorales de Zona para que se les exima de esta obligación.

Dispositivo excepcional

Los suplentes tienen la orden de quedarse a disposición de los responsables de la administración hasta las 10 de la mañana para suplir eventuales ausencias en otras mesas y garantizar el funcionamiento de todo el engranaje electoral.

En cada colegio electoral, además de una patrulla de policía, ya sea de Mossos d’Esquadra o de policías locales, hoy trabaja un responsable en seguridad sanitaria para velar que se guarden las normas recomendadas por Salud para evitar contagios de COVID.

Se trata normalmente de funcionarios de los ayuntamientos que se han ofrecido voluntariamente para trabajar este domingo y velar por el buen funcionamiento de los colegios electorales, donde se han establecido circuitos de entrada y salida de los electores para que no tengan que cruzarse.

Barcelona, punto crítico

De los 2.763 puntos de votación, 1.728 corresponden a la provincia de Barcelona, 361 a la de Girona, 357 a la de Tarragona y 317 a la de Lleida, en unos comicios en los que se han incorporado nuevos espacios electorales a fin de garantizar las medidas de seguridad y sanitarias, incluidos siete mercados municipales y 23 pabellones deportivos en la capital catalana.

En Barcelona, cuatro de cada 10 barceloneses tienen asignado para votar uno de los nuevos 129 colegios electorales creados para ofrecer estas garantías a los electores y a los miembros de las mesas y, en paralelo, algunos puntos de votación en anteriores comicios han sido descartados por no reunir los requisitos requeridos en el contexto de la pandemia.