España

Álvaro de Orleans niega ser un "testaferro" de su primo el rey Juan Carlos

El aristócrata y administrador de la fundación Zagatka, con la que se costearon vuelos privados del emérito por valor de ocho millones de euros, afirma que la Fiscalía española no le ha pedido declarar

Juan Carlos I de Borbón, rey emérito tras abdicar en 2014 en favor de su hijo.

Juan Carlos I, en el Congreso de los Diputados. EP

Álvaro de Orleans-Borbón, primo lejano del rey Juan Carlos y propietario de la Fundación Zagatka, ha negado que sea una «sociedad pantalla o instrumental» o esté acusada de serlo, ni que personalmente sea «testaferro» o el «fiduciario» oculto del rey emérito en esa fundación.

El rey Juan Carlos ha presentado una declaración «sin requerimiento previo» por valor de 4.395.901,96 euros para saldar la deuda tributaria que tenía con Hacienda por el dinero del que se benefició de la fundación Zagatka para el pago de vuelos privados.

En un comunicado remitido por el equipo legal del primo del rey, se asegura que la segunda regularización fiscal de Juan Carlos I es una decisión «ajena» a Álvaro de Orleans-Borbón que corresponde a «una tercera persona, un contribuyente español, que tributa por los fondos de que ha dispuesto».

«Por tanto, no le afecta en ningún caso», ha remarcado el primo del rey, que asegura que el hecho de que el anterior Jefe del Estado haya regularizado su situación tributaria «no significa, en absoluto, que la Fundación Zagatka o sus fondos fueran de su propiedad».

En la nota, se recuerda que la Fundación Zagatka se constituyó con el objetivo de gestionar a nivel administrativo y financiero una parte del patrimonio de Álvaro de Orleans y al mismo tiempo «materializar su ayuda a la Casa Real española» como parte del legado transmitido por su padre y su abuelo, y «específicamente» al rey Juan Carlos «en el momento de la creación de la misma».

«Como es sabido, como parte del objetivo de la Fundación y fruto del compromiso heredado de su padre y de su abuelo, D. Álvaro puso voluntariamente a disposición del Rey don Juan Carlos ayuda financiera a través de la Fundación Zagatka para la atención de gastos de viaje», reconoce.

Por ello, desmiente que la regularización del rey emérito contradiga su versión.

«El comunicado de la defensa legal del Rey don Juan Carlos no afirma en ningún momento que éste haya prestado servicios a la Fundación Zagatka. Los servicios a los que se refiere el comunicado forman parte de los gastos de viaje, como pueden ser servicios de agencias de viaje», insiste.

Los abogados de Álvaro de Orleans, aristócrata italiano residente en Mónaco y biznieto de una hermana de Alfonso XII, subrayan que no han recibido citación de ningún tipo por parte de autoridad alguna o que su cliente esté siendo objeto de ningún procedimiento penal en Suiza, España o cualquier otro país.

El comunicado relata que Álvaro de Orleans-Borbón desciende de una familia que, «dada su elevada posición económica», ha transmitido a sus generaciones «el compromiso de apoyo a otras monarquías».

Su madre heredó, junto a sus dos hermanas, una importante fortuna de su padre, Leopoldo Parodi-Delfino, «uno de los industriales italianos más relevantes del siglo XX».

«Tanto sus progenitores como D. Álvaro han administrado este patrimonio de forma exitosa aunque discreta», concluye. 

Te puede interesar

Comentar ()