Cataluña volverá al confinamiento comarcal a partir del próximo viernes. La Generalitat habría adoptado esta decisión tras el repunte en los contagios, una vez superadas las vacaciones de Semana Santa, según ha confirmado el Govern. En una reunión del urgencia, el Procicat ha acordado el cierre comarcal a partir de la medianoche del jueves al viernes. La comunidad ha disfrutado de tres semanas sin restricciones de movilidad.

El secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, fue muy contundente este martes, cuando advirtió de que «vamos muy mal» pese a que los primeros datos tras el parón de vacaciones mostraban un descenso de los contagios. Estos datos «son un artefacto» advirtió el número dos de Salud, porque durante las vacaciones ha habido menos consultas y menos diagnósticos.

Por contra, señaló el aumento de la presión asistencial en los hospitales, y el crecimiento acumulado en regiones como la de Lleida, para advertir de una tendencia negativa en Cataluña. Argimon se refirió a las UCI, con 450 ingresados Covid, cuando el 26 de marzo se había bajado de los 400 por primera vez en meses. Y a los ingresados en camas convencionales, que han pasado de 1.500 a 1.700 en quince días.

«Si vamos a este ritmo no será sostenible» para el sistema hospitalario, concluyó Argimon. La conclusión se ha visto hoy en el Procicat, que habría optado por volver al confinamiento comarcal, al tiempo que se mantiene el toque de queda y el cierre perimetral de la comunidad.