El papel del Diplocat en la promoción internacional del proceso independentista vuelve a estar bajo la lupa de la justicia. El juzgado de Instrucción 8 de Barcelona investiga a diez ex altos cargos de la Generalitat por la cesión de recursos a la entidad, integrada por Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona, que se convirtió en punta de lanza de la campaña internacional del independentismo en los años previos al 1-O.

El ex consejero de Exteriores, Raül Romeva, y el ex director del Diplocat, Albert Royo, ambos militantes de ERC, son los dos principales investigados. La nueva causa se ha abierto a raíz del informe del Tribunal de Cuentas, que estimó en 7,3 millones de euros el dinero destinado de forma irregular a la promoción del referéndum independentista.

La Fiscalía presentó denuncia a raíz de ese informe. El instructor investiga la gestión de Exteriores entre 2011 y 2017, bajo las presidencias de Artur Mas y Carles Puigdemont. Entre los investigados se encuentran también los ex secretarios del Govern Aleix Villatoro y Victor Cullell.

Invitaciones a corresponsales

La Fiscalía cuestiona en su informe más de 40 viajes sufragados con fondos públicos, según avanza El Mundo. El ministerio público no ve en ellos promoción internacional de Cataluña sino búsqueda de complicidades para el proceso independentista. Se trata de participación en conferencias internacionales, pero también de invitaciones para que corresponsales extranjeros visitaran Cataluña o pagos a los «casals» catalanes en el exterior, entidades integradas por catalanes que servían de plataforma de promoción para el argumentario secesionista.

Sin olvidar el activo papel de Exteriores, a partir de 2013, pero sobre todo bajo mandato de Romeva, en la búsqueda de complicidades con el procés. Se priorizó la relación con regiones con situaciones similares, como Escocia, o países recién independizados, como las repúblicas bálticas o yugoeslavas.

Investigación del Tribunal de Cuentas

Paralelamente, el Tribunal de Cuentas ha citado para el 29 de junio a los expresidentes catalanes Artur Mas y Carles Puigdemont, así como al ex vicepresidente Oriol Junqueras y a más de una veintena de ex altos cargos de Cataluña, para la práctica de la liquidación provisional complementaria de los gastos de Diplocat vinculados al 1-O.

En concreto, el Tribunal de Cuentas informó hace unas semanas de que los condenados por el procés ya abonaron 4,1 millones de euros de fianza por el dinero malversado para el referéndum unilateral del 1-O, pero que todavía quedaba por determinar la eventual responsabilidad contable de la acción exterior de Cataluña entre 2011 y 2017, que es la que se abordará en esta citación.