Jaume Giró, un exdirectivo de gran peso en La Caixa, liderará uno de los departamentos clave del Govern, el de Economía, después de que Elsa Artadi, la persona que más sonaba para ocupar este cargo, descartara su entrada en el Govern.

Giró saltó al primer plano de la actualidad con motivo de las recientes elecciones a la presidencia del FC Barcelona, porque debía ser el vicepresidente económico de Joan Laporta, pero finalmente, a mediados de marzo, anunció que no formaría parte de la nueva junta directiva «por motivos profesionales».

Pero más allá de ese corto periplo en el entorno azulgrana, Giró es conocido en el ámbito empresarial por haber sido el director general de la Fundación Bancaria La Caixa, cargo que ocupó entre 2014 y 2019, informa Efe.

En esa etapa, Giró jugó un importante papel en la Fundación y como hombre de la máxima confianza de Isidre Fainé, presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, primer accionista de CaixaBank a través de CriteriaCaixa.

En su nueva responsabilidad, Giró asumirá el trascendente reto de lograr que la economía catalana se recupere de la crisis del covid-19, y uno de sus principales retos será también la aprobación de los presupuestos de la Generalitat, una demanda recurrente que le hacen los agentes sociales.

Nacido en Badalona en 1964, Giró también fue miembro del comité de estrategia de CriteriaCaixa, el hólding de participadas de La Caixa.

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra y diplomado en Administración y Dirección de Empresas por Esade, Giró ejerció de responsable de comunicación en la antigua Catalana de Gas, más tarde asumió las relaciones externas de Gas Natural y en 2014 pasó a ejercer de director general de Comunicación en Repsol.

Giró es conocido en el ámbito empresarial por haber sido el director general de la Fundación Bancaria La Caixa, cargo que ocupó entre 2014 y 2019

Su entrada en La Caixa se remonta a 2009, donde ejerció de director ejecutivo de Comunicación, luego como director general adjunto de CaixaBank y en 2014 llegó a la dirección general de la Fundación Bancaria.

En esta etapa participó también en el proceso de transformación de La Caixa en un banco cotizado, CaixaBank.

Tras su salida de La Caixa, fundó Giró Consultants, una consultoría dirigida a prestar servicios a empresas y a altos directivos para gestionar la comunicación y reputación, y en el campo de la comunicación ha sido también vicepresidente de la Asociación de Directivos de Comunicación.

A pesar de que el programa electoral de JxCat planteaba una nueva ley de contratación pública que «elimine la contratación con empresas del IBEX-35» y que su candidata a la presidencia, Laura Borràs, defendió en campaña favorecer la promoción de empresas que tengan la sede en Cataluña, finalmente Junts ha elegido a un exdirectivo de La Caixa para esta conselleria.