Panorámica de la basílica del Valle de los Caídos, en la Sierra de Guadarrama.

Panorámica de la basílica del Valle de los Caídos, en la Sierra de Guadarrama. EFE

España

Los expertos cifraron hace una década en al menos 13 millones la rehabilitación del Valle de los Caídos

La resignificación que proyecta el Gobierno de Pedro Sánchez en Cuelgamuros obligará a hacer un importante desembolso debido al deterioro que presenta el conjunto monumental por la dureza de las condiciones climáticas y la falta de inversiones

La comisión de expertos a la que José Luis Rodríguez Zapatero encargó hace una década un informe sobre posibles actuaciones en el Valle de los Caídos cifró en un «importe mínimo» de 13 millones de euros el coste que tendría la rehabilitación integral del conjunto monumental debido al deterioro progresivo que venía sufriendo por las «duras condiciones climáticas» y la «falta de una inversión suficiente en conservación».

El Gobierno de coalición ha dado esta semana un paso más en su plan de dar un nuevo sentido al recinto que el dictador Francisco Franco ordenó construir un año después del final de la Guerra Civil al aprobar el proyecto de Ley de Memoria Democrática, que se enviará ahora al Congreso de los Diputados para su debate y tramitación. El PP asegura que la derogará si gobierna y Vox ya ha anunciado que la recurrirá ante el Tribunal Constitucional.

Fechado el 28 de noviembre de 2011, el informe de la citada comisión de expertos -copresidida por el ex ministro socialista Virgilio Zapatero y el catedrático de Derecho Constitucional Pedro González-Trevijano, hoy magistrado del Tribunal Constitucional- defendía en sus 26 páginas la necesidad de resignificar el conjunto «mediante la conservación y adecuada explicación del mismo» entre las recomendaciones formuladas. El texto de la futura ley también aboga por una resignificación del Valle de los Caídos que dé a conocer, «a través de planes y mecanismos de investigación y difusión, las circunstancias de su construcción, el periodo histórico en el que se inserta y su significado, con el fin de fortalecer los valores constitucionales y democráticos».

El monumento presenta desde hace años un deterioro evidente por la dureza del clima y la escasez de inversiones

El documento ya dejaba constancia entonces de los desperfectos que sufría el complejo y abogaba por la adopción de medidas para «detener su deterioro», lo que exigía un importante «esfuerzo económico». En concreto, los expertos cuantificaban en más de diez millones de euros el coste que supondría la rehabilitación integral básica del recinto, una cantidad a la que habría que añadir la que conlleve la restauración de los grupos escultóricos de la base de la cruz: «al menos» tres millones de euros más.

«La comisión ha podido constatar cómo el conjunto monumental se encuentra, después de más de cincuenta años, en una situación de deterioro notable dadas sus características constructivas, las duras condiciones climáticas y la falta de una inversión suficiente en conservación», se lee en el informe. La Asociación para la defensa del Valle de los Caídos asegura que esas obras de mantenimiento «no se han llevado a cabo», lo que ha acentuado los desperfectos y eleva el importe de las actuaciones a acometer respecto al referido cálculo.

La estimación económica se realizó después de recibir un informe de la Dirección de Conservación de Bienes Histórico-Artísticos de Patrimonio Nacional en el que se detallaba que la situación de las esculturas -labradas por Juan de Ávalos en piedra caliza de Calatorao- seguía «empeorando» y «deshaciéndose paulatinamente», lo que exigía el desmontaje de las piezas para que se pudiera acometer una «restauración en profundidad» y la posterior colocación de las mismas sobre una nueva estructura metálica inoxidable.

Desperfectos en una de las esculturas de la base de la cruz.

«Los últimos desprendimientos de piedra -de considerables dimensiones- del antebrazo del Cristo yacente de la Piedad, junto con los desprendimientos de la base de la Cruz, han generado problemas de seguridad para los visitantes; problemas que obligaron a un cierre temporal de la basílica y que se han paliado provisionalmente a través de un túnel de acceso al templo y de un mallado protector de posibles desprendimientos de La Piedad. Los desprendimientos, en este caso de Los Evangelistas y las Virtudes, mantienen limitado por razones de seguridad el acceso al público a la base de la Cruz», hacía constar en aquellas fechas.

Desde entonces, la actuación más importante ha sido la restauración de la escultura de la Piedad ubicada en el pórtico de entrada a la basílica, en cuyo interior se llevaron a cabo tareas de limpieza en la misma intervención. Con un coste total de 214.847,16 euros, esos trabajos fueron adjudicados el 18 de julio de 2013 a la empresa burgalesa Construcciones Javier Herrán SLU.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

En respuesta a una pregunta formulada por el senador de Compromís Carles Mulet, el Gobierno cifró la inversión realizada en la basílica y cruz del Valle de los Caídos entre los años 2012 y 2017 (ambos inclusive) en 1.805.123,82 euros, cantidad que incluye -entre otros conceptos- la citada rehabilitación de la portada de la basílica y la elaboración de informes sobre el estado de conservación y consideraciones sobre la posible restauración de los grupos escultóricos en la base de la cruz (77.109 euros).

Si se amplía más el periodo temporal, el Ejecutivo ha cuantificado en 20,24 millones de euros el gasto realizado en Cuelgamuros por Patrimonio Nacional -organismo adscrito al Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática que ‘temporalmente’ gestiona el complejo desde 1982– desde 2008 hasta finales de 2018: 11,5 millones en personal, 3,39 millones en gastos corrientes, 751.689 euros en consumo eléctrico y 660.860 euros en seguridad privada, entre otros conceptos. Los ingresos derivados de la venta de entradas para acceder al recinto sumaron en dicho periodo 9.585.785,40 euros.

En 2018, año en que Pedro Sánchez anunció tras su llegada a La Moncloa que exhumaría los restos del dictador Franco, el interés de la ciudadanía por conocer el Valle de los Caídos se incrementó notablemente. Ello tuvo un reflejo en las taquillas, donde se recaudaron 1.957.152,32 euros (un 47,3 % más que en 2017).

Ese año, Patrimonio Nacional destinó 89.451,24 euros a reparaciones y conservación en Cuelgamuros. De esa cantidad, el 86 % corresponde a dos partidas: mantenimiento de las instalaciones y sistemas de seguridad (56.156 euros) y desinfección, desinsectación, desratización, control de legionella y de la calidad del agua de consumo (20.832,06 euros).

Te puede interesar

Comentar ()