El líder de Vox, Santiago Abascal, ha acudido este domingo a la manifestación convocada en Madrid por el sindicato Solidaridad contra la subida de la luz y ha acusado a UGT y CCOO de «perpetrar una gigantesca traición» porque «lo único que hacen es callar y cobrar, como los partidos de izquierda».

En declaraciones a los medios al término de la manifestación, Abascal ha subrayado que Solidaridad es el único sindicato que ha salido a la calle «a gritar lo que indigna a millones de españoles» y ha señalado que Vox está en esta manifestación para apoyar a todos los trabajadores pero «especialmente a los de izquierda que se han quedado huérfanos», informa Efe.

Abascal ha insistido en que los españoles están «hartos» de oír hablar de pobreza energética «y de ver cómo se multiplica la factura de la luz cuando son los gobiernos socialistas y comunistas los que están al frente».

El líder de Vox ha insistido en que al Gobierno solo le importa estar «un poco más en el poder» mientras se «chantajea al conjunto de la soberanía nacional».

«Ellos (el Gobierno) están con la religión climática igual que los multimillonarios, con el feminismo de salón y con el efecto llamada a la inmigración ilegal que está destruyendo la convivencia» ha dicho Abascal, que ha pedido a Pedro Sánchez que «devuelva la palabra a los españoles y convoque elecciones».

Marcha homófoba en Chueca

Por otro lado, Abascal ha acusado este domingo al PSOE de estar detrás de la marcha de personas de ideología de ultraderecha que se manifestó en el barrio madrileño de Chueca contra el colectivo LGTBI: «Apesta a cloaca socialista, no tengo ninguna duda», ha asegurado.

Los participantes en la marcha «no representan a ningún español» y los ha calificado de «banda de locos y fanáticos que va gritando barbaridades».

Abascal ha comentado que «últimamente» pasan «cosas muy extrañas» y aquí se ha referido a «los sobres con balas, a montajes como el de Malasaña y ahora una banda de locos, que no representa a ningún español».

Este sábado, un grupo de personas de ideología de ultraderecha desfiló por el barrio de Chueca, en Madrid, al grito de «fuera maricas de nuestros barrios y «fuera sidosos de Madrid».