Cataluña | España

La CUP enmienda los presupuestos como reprobación a la relación de ERC con el PSOE

Los socialistas son el único partido que no amenaza al Govern Aragonés con una enmienda a la totalidad de los presupuestos catalanes

Eulalia Reguant anuncia la enmienda a la totalidad de la CUP EFE

La CUP presentará una enmienda a la totalidad a los presupuestos de la Generalitat para 2022. Los antisistema rompen así con el Govern de Pere Aragonés, al que ayudaron a investir y ahora reprueban especialmente por su relación con el Gobierno de PSOE y Podemos.

La diputada Eulalia Reguant ha anunciado la decisión adoptada en base a la consulta de las bases antisistema, en la que han votado 462 personas. De ellas, un 63% defienden la presentación de la enmienda a la totalidad, frente a un 33% de los participantes que optaron por permitir la tramitación presupuestaria.

Paradójicamente, el único partido que no ha anunciado enmienda a la totalidad es el PSC, líder de la oposición. También los Comunes, además de Cs, PP y Vox han anunciado enmiendas a la totalidad de los presupuestos catalanes, que el próximo 22 de noviembre deben superar la votación a las enmiendas a la totalidad.

PSC y Comunes, la alternativa

La socialista Alicia Romero ha destacado «la ruptura de la mayoría de la investidura» con la enmienda de la CUP y ha reclamado a Pere Aragonés «responsabilidad» para «buscar las mayorías necesarias» que eviten el «mercadeo con la CUP».

El partido de Ada Colau fue clave para la aprobación de las últimas cuentas catalanas, pero su líder parlamentaria, Jessica Albiach, ha lamentado hoy que «no he recibido ninguna llamada» del Govern para negociar las cuentas.

Consulta de la CUP

Aún así, tanto la CUP como los comunes confían en la semana que les separa de la votación definitiva para llegar a acuerdos con el ejecutivo de Aragonés que permita la tramitación de los presupuestos. Con una diferencia, la CUP exige una negociación en exclusiva del bloque independentista, que comunes y PSC se ofrecen a romper para obtener un «consenso amplio» en las cuentas.

En la consulta de los antisistema, con «pregunta árbol» con varias opciones en caso de cada resultado, la mayoría se impuso también con un 68% de los votos a favor de seguir negociando con el Govern frente a un 28% que optaba por dejar ya la negociación presupuestaria. En la consulta han participado 462 militantes de los 509 con derecho a voto tras haber participado en las asambleas locales celebradas este fin de semana.

Sin embargo, Reguant ha reconocido que esa enmienda «se puede retirar» antes del 22 de noviembre, cuando debe votarse en el Pleno del Parlament, en función de la negociación con el ejecutivo catalán. Lo que no ha aclarado Reguant es si la decisión de retirar la enmienda se tomará de nuevo en consulta con las bases o corresponderá a la dirección política del partido.

Enmienda a la relación con el PSOE

La diputada de la CUP ha destacado además que se trata de una «triple enmienda», en primer lugar contra la «normalización de la relación con el estado y el PSOE». Una normalización que «se evidencia en el despliegue del programa de Fomento y de Aena». La CUP critica además el continuismo de un presupuesto que tacha de «sociovergente» y la «aceptación de la represión».

Es también una enmienda «a las políticas sociales y el modelo sociovergente, no hay giro a la izquierda más allá de las palabras» ha lamentado Reguant, criticando las «prisas por pactar la ampliación del aeropuerto o JJOO que contrasta con la parálisis en cuestiones nucleares de defensa derechos sociales».

Presupuestos continuistas

La diputada antisistema ha argumentado también la enmienda a la totalidad por tratarse de unos presupuestos «continuistas». «Aunque tienen algunas mejoras son claramente insuficientes en vivienda, sanidad, o giro del modelo económico».

Reguant no ha dado sin embargo por definitiva la posición de su partido, que en las próximas horas «reunirá sus espacios de decisión para desencallar la situación». En otras palabras, la dirección de la CUP se reunirá esta tarde para fijar las exigencias a plantear al Govern a cambio de retirar la enmienda.

«La enmienda a la totalidad se podría llegar a retirar si hay cambios sustantivos» en la propuesta del ejecutivo catalán. «Hay elementos que pueden desencallar la situación» ha añadido sin querer concretar esos elementos.

Enmienda condicionada a una llamada

Albiach ha coincidido con la CUP en tachar de «continuistas» las cuentas elaboradas por Jaume Giró y ha dejado claro que su predisposición al diálogo no evitará la enmienda a la totalidad si el Govern no hace un gesto. «Estamos en la enmienda a la totalidad condicionada a negociar» ha advertido. «Si no recibimos una llamada para negociar la presentaremos, porque los presupuestos no abordan la transformación necesaria» ha asegurado la portavoz de la confluencia catalana de Podemos.

Aragonés «es único presidente en el mundo que decide aprobar unos presupuestos por la mínima y no por un consenso amplio» ha lamentado Albiach, que ha asegurado que ellos se «sentarán en la mesa» de negociación «independientemente de lo que hagan los otros».

Las condiciones de los morados para apoyar los presupuestos son claras, ha recordado Albiach: «dentista público, psicólogo público, más trenes que carreteras, barrios verdes y reindustrializar Cataluña».

Te puede interesar

Comentar ()