Cataluña | España

La CUP mantiene su veto y deja los presupuestos de Giró en manos de los comunes

Eulalia Reguant anuncia la enmienda a la totalidad de la CUP EFE

La CUP mantiene su veto a los presupuestos de la Generalitat. Los antisistema han acordado este sábado mantener la enmienda a la totalidad de las cuentas, que se votará este lunes. Dejan así en manos de los comunes la tramitación de las cuentas catalanas para 2022. Los morados también registraron enmienda a la totalidad este viernes, pero aseguran seguir abiertos a la negociación.

Los antisistema han reunido hoy a la cúpula de la formación para decidir si permiten o no la tramitación de las cuentas con una oferta de última hora en la que el Govern atiende a dos de sus reivindicaciones: aumentar la inversión en vivienda y avanzar en el proceso independentista. En el primer ámbito, Pere Aragonés anunció este viernes desde París el aumento de la partida para vivienda hasta los 1.000 millones que reclamaba la CUP. Los presupuestos incluyen en su formulación actual una partida de 700 millones.

La cúpula reunida hoy con representación de las 11 organizaciones que integran el partido antisistema ha decidido que las cesiones realizadas por el ejecutivo catalán no son suficientes para retirar su enmienda. Se mantiene, por tanto, el veto acordado por las asambleas el pasado lunes. Los antisistema aseguran, sin embargo, que siguen dispuestos a negociar.

Procés y modelo policial

Respecto al procés, los republicanos han ofrecido a la CUP un grupo de trabajo -lo avanzó Marta Rovira- sobre la gestación de un nuevo referéndum. Consulta que los antisistema quieren que se haga realidad al final de la legislatura, haya o no acuerdo con el Gobierno. Esquerra propone además permitir a sus socios la fiscalización de la Mesa de Diálogo con el Gobierno, en la que solo participan los republicanos.

«Durante la primera mitad de 2023 se analizará si la negociación de la Mesa del Diálogo ha dado frutos y se decidirán los próximos pasos, incluida la virtual finalización de la negociación» afirma el texto remitido por el ejecutivo catalán a la CUP este viernes.

ERC, JxCat la CUP y los comunes han anunciado además un acuerdo sobre los trabajos de la Comisión parlamentaria de revisión del modelo policial en Cataluña. Un ámbito prioritario para los antisistema, en el que los cuatro partidos han pactado un plan de trabajo que incluye la comparecencia de la organización Stop Balas de Goma, el ex trabajador de la CIA Edward Snowden, Amnistía Internacional o Alerta Solidaria junto a altos cargos de los Mossos d’Equadra.

ERC, JxCat, CUP y CatEC pactan la intervención en la comisión de modelo policial de Edward Snowden y Amnistía Internacional

Pero el documento que ha debatido hoy la Coordinadora Abierta Parlamentaria de la CUP incluye también divergencias de peso. En primer lugar, por los grandes macroproyectos como los Juegos de Inverno Pirineos-Barcelona, el Hard Rock de Tarragona o el apoyo a la Fórmula 1, que los antisistema consideran una «herencia de la sociovergencia» incompatible con su «nuevo modelo de país».

El Govern se ha comprometido a «no invertir dinero público» en el complejo recreativo de Tarragona, pero los antisistema reclaman su paralización definitiva, algo que rechaza JxCat. Tampoco habrá Juegos Olímpicos si así lo decide la ciudadanía de las zonas afectadas en una consulta a realizar la próxima primavera, mientras siguen en discusión las subvenciones al Circuito de Montmeló.

Portazo de PSC y Comuns

La CUP llega a este punto sabiendo que vuelve a ser la opción predilecta del Govern, después de que PSC y los comunes formalizaran este viernes sendas enmiendas a la totalidad de los presupuestos. Los de Salvador Illa lo hicieron conscientes de que no tienen ninguna opción de ser incluidos en las negociaciones.

Los comunes, por contra, aseguran que siguen abiertos al diálogo con el Govern. Pero reconocen que tras dos días de negociaciones en el Parlament, poco o nada se ha avanzado para que sean ellos los que permitan la tramitación parlamentaria. Comparten con la CUP el rechazo a los grandes macroproyectos, pero el Govern no ha cedido en dos cuestiones que situaron en primer término: la inversión en salud mental y bucodental dentro del sistema público.

CatEC no solo busca réditos en partidas concretas, sino también salvar el diálogo de ERC con PSOE y Podemos, en el punto de mira tanto de la CUP como de JxCat. Pero tras haber sido utilizados por ERC en la negociación de la investidura, no pueden permitirse volver a aparecer como el comodín de los republicanos para doblegar a sus socios independentistas.

Te puede interesar

Comentar ()