Cataluña | España

La cesión del Gobierno con el catalán obliga a Netflix, HBO y Amazon a doblar más de 1.500 películas y series

El CEO de Netflix, Reed Hastings.

El CEO de Netflix, Reed Hastings. YNA/dpa

Seis por ciento de producción en lenguas cooficiales: catalán, euskera y gallego. Esa es la cifra mágica que ha permitido al Gobierno contar con el apoyo de los 13 diputados de ERC para aprobar los Presupuestos Generales para 2022. Una cifra que se acerca a los objetivos fijados por los republicanos al inicio de la negociación que supone, para Esquerra, «un acuerdo de mínimos» en su campaña para proteger la producción en catalán.

Pero el efecto más inmediato del acuerdo tendrá su traducción en el catálogo que las plataformas de distribución de productos audiovisuales ofrecerán en España en las próximas temporadas. Y en sus obligaciones de producción autóctona.

En la actualidad los consumidores españoles pueden acceder a ocho grandes plataformas de distribución de productos audiovisuales: Netflix, PrimeVideo, Disney+, HBO Max, Filmin, Movistar+, Atresplayer y FlixOlé. Sus catálogos suman 26.021 títulos entre series y películas, de los que 1.660 son estrenos de este año. La aplicación del 6% acordado con ERC implicaría la obligación de ofertar un centenar de estrenos al año en catalán, euskera o gallego, si se mantienen las cifras actuales.

1.300 películas en catalán

Pero las cuotas fijadas por el acuerdo de ERC y Gobierno no se refieren solo a los estrenos, sino al catálogo completo. El objetivo declarado de los republicanos es que las plataformas recuperen en sus catálogos las versiones ya dobladas o subtituladas en su momento, por ejemplo, por TV3.

El conjunto de los catálogos de las ocho plataformas incluye un total de 26.011 títulos entre series y películas, lo que arroja una oferta futura de más de 1.500 productos en lenguas cooficiales. De esos, casi 1.300 serán películas y más de 250 series.

Unos porcentajes que las plataformas podría optar por limitar a la producción europea, puesto que es ahí donde la directiva europea fija cuotas de doblaje. Aunque los promotores de la enmienda confían en que no sea así, y se incluya en la oferta en catalán por lo menos una parte de las grandes producciones norteamericanas.

Cuotas de producción, subtitulación y doblaje

De hecho, el acuerdo alcanzado por ERC con el Gobierno se acoge a la obligación del 30% del catálogo de obra europea que fija la Unión Europea para que un 20% de esos productos esté disponible en catalán, euskera o gallego. Es decir, una de cada cinco obras europeas estará disponible en catalán, lo que supone el 6% de la oferta mundial del catálogo.

Además, se creará un fondo de promoción de la lengua para incluir en las plataformas el doblaje y subtitulación ya existente, y promover nuevos doblajes y subtitulaciones que las plataformas deberán incluir en su oferta. Una medida que los republicanos consideran «fundamental» para recuperar todas las producciones ya dobladas o subtituladas, básicamente por TV3.

La ley fijará también que el mínimo del 15% de la producción de televisión lineal pública de RTVE sea en las lenguas cooficiales. Y prevé que un 10% de lo recaudado en el nuevo impuesto a las plataformas se destine a la producción en lenguas cooficiales, una vía para reforzar la industria audiovisual en Cataluña y el resto de las comunidades con lengua propia

La presión del catalán

ERC ha presentado esta batalla por la ley del audiovisual como uno de los ejes prioritarios de su campaña para recuperar el uso del catalán, después de que un reciente informe de la Plataforma por la Lengua denunciara la pérdida de 500.000 hablantes de esta lengua en los últimos años.

No es la única medida. La consejería de Educación, en manos también de ERC, ha anunciado un plan para reforzar el uso del catalán en las escuelas, tras comprobar el retroceso de la lengua entre los segmentos más jóvenes de la población.

Un plan que ahora se verá cuestionado por la decisión del Tribunal Supremo, que este martes ha ratificado las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que exigen que las escuelas catalanas impartan un 25% de las horas lectivas en castellano. Decisión que el Govern y los partidos y entidades independentistas rechazaron ayer con contundencia, denunciando un «ataque» al catalán desde la justicia.

La Generalitat no cumple con la Ley del cine

Paradójicamente en este contexto, la Generalitat no ha garantizado el cumplimiento de la Ley catalana del cine. La norma, aprobada en 2010 por el gobierno tripartito de José Montilla, impone que un 25% de las películas exhibidas en salas de cine lo sean dobladas al catalán.

Pero esa cifra nunca se ha cumplido, como le recordó el líder del PSC, Salvador Illa, a Pere Aragonés en plena negociación de ERC y PSOE por la Ley del audiovisual. «Señor Aragonès, la Ley del Cine de Cataluña establece que el 25% de la oferta de cines debe estar doblada o subtitulada al catalán. Hoy apenas llegamos al 3%», le recriminó Illa al presidente catalán.

«Nos tendrá siempre a su lado, estaremos en el pacto por el catalán, sin embargo, por favor, cumplan también ustedes las leyes que aprueba este Parlament en materia de defensa del catalán», zanjó el líder socialista.

Te puede interesar

Comentar ()