España

Unidas Podemos pide que la calle empuje para poder cambiar la Constitución

El presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, interviene en una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados

El presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, interviene en una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados EP

Unidas Podemos ha exigido cambios constitucionales de «fondo» para blindar los derechos sociales y la sanidad y hacer una Constitución «verde y feminista» y ha avisado de que para poder mejorar la Carta Magna es necesario que la sociedad presione porque la actual correlación de fuerzas parlamentarias es insuficiente. 

En el día en el que se conmemora el 43 aniversario de la Constitución ,frente a las puertas del Congreso, el secretario primero de la Mesa de la Cámara, Gerardo Pisarello, y el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, han exigido que, si no se cambia, la Constitución se cumpla, ya que observan un «vaciamiento garantista». 

Asens ha confrontado con la visión de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que no considera necesaria una reforma constitucional, y ha defendido que la Constitución no es un punto de llegada, si no de partida, porque «las constituciones que no se pueden reformar están condenadas a morir» y la española «ha quedado como un traje viejo». 

Unidas Podemos retrata al PSOE como «gran hacedor» y «pilar» del actual pacto, y aspira «con Yolanda Díaz» a protagonizar la regeneración democrática. Según Pisarello, la única llave para que estos cambios sean posibles es que las generaciones que no votaron la Constitución de 1978 puedan decidir libremente si quieren seguir viviéndola bajo una monarquía obsoleta o bajo una república moderna.

Los morados piden construir nuevos consensos en torno a tres retos. El democrático, donde piden más participación directa; el territorial, en el que reclaman el desarrollo del estado de las autonomías en clave federal, para garantizar la realidad plurilingüe y plurinacional, y el de los derechos sociales, para blindar los existentes e incluir los de «última generación»: medioambiente y feminismo. 

Reclaman asimismo revertir la última reforma de la constitución, la que introdujo el artículo 135, para impugnar que se rescate antes a los bancos que a las personas.

Mientras no haya cambios, reclaman que la Constitución se cumpla y citan varios artículos: el 47, el de derecho a una vivienda digna, donde reclaman el próximo año sea el de la ley de vivienda, y el 122, que regula el Poder Judicial, respecto al que exigen que termine el «secuestro» del PP, al que culpan de los tres años que lleva paralizada la renovación de sus vocales.

Aluden además al artículo número 14, el de la igualdad de todos ante la ley, para reclamar que el rey emérito dé explicaciones porque en una sociedad democrática «no es de recibo» que un jefe de estado pueda «delinquir impunemente». 

Además, Pisarello ha criticado a la derecha «negacionista» dirigida por Vox, que reivindica un régimen «despreciable, como el franquista» y ha acusado al PP de ir a remolque al tiempo que también ha lamentado que el PSOE «no siempre haya plantado cara a esta involución constitucional» al negarse a investigar los casos de corrupción del rey emérito. 

También la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, han reclamado a través de Twitter cambios en una Constitución que «solo tiene padres». 

Belarra ha apuntado también al derecho de la vivienda o al artículo que regula que la riqueza está subordinada al interés general o la necesidad de retirar el artículo 135 y ha defendido que «siendo conscientes de los límites parlamentarios parece sensato plantear que la Constitución debe actualizarse», mientras que Montero ha recalcado que «nos merecemos una Constitución feminista».

Te puede interesar

Comentar ()