Alfico, la filial de New Balance que suministra de zapatillas y otros artículos de moda a Experience Group -empresa que explota el retail de la compañía en España y Portugal desde 2013 y cuyo contrato de licencia expira el 31 de diciembre- sí se presentó a la vista de cautelares que tuvo lugar el lunes 13 de diciembre en el juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de Redondela (Pontevedra), según fuentes de la compañía.

El vicepresidente de New Balance Global, Paul Gauron, y la CEO de New Balance en España y consejera delegada de AlficoAnna Scheidgen, no acudieron a declarar en calidad de testigo por diferentes causas. Gauron comunicó al día siguiente de que su representación legal recibiera la citación que no podía acudir por encontrarse en Boston y tener la movilidad muy limitada por la pandemia. Ana Scheidgen no acudió, efectivamente, por un episodio de gastroenteritis que fue “debidamente certificado”.

Las mismas fuentes informan de que la relación entre New Balance y Experience Group se sostiene en un contrato de licencia de cinco años que expira el 31 de diciembre de 2021. Dicho acuerdo implica que New Balance cede su marca y proporciona el ‘merchandising’ y el mobiliario necesario para las tiendas de Experience Group dedicadas exclusivamente a la venta de productos New Balance. «New Balance ha cumplido todas sus obligaciones en virtud de este acuerdo», aseguran. Al mismo tiempo, New Balance decidió que su filial española, Alfico, suministrara la mercancía a las tiendas Experience Group con unas condiciones de pago muy concretas, informa Servimedia.

6 millones de deuda

“Alfico ha ido acumulando desde 2019, antes de la pandemia, una deuda de Experience Group que hoy asciende a más de seis millones de euros. Alfico ha dado mucha flexibilidad a Experience Group para pagar la deuda pendiente, pero esta empresa nunca ha cumplido con los planes de pago”, aseguran representantes de New Balance.

En 2021, New Balance, añaden, realizó un estudio sobre la marcha del negocio en España. Tras revisar la información proporcionada por Experience Group, «en julio de 2021, con seis meses de antelación, New Balance comunicó a Experience Group que, tal y como establecía el contrato, el 31 de diciembre expiraría el acuerdo de licencia».

Ante el impago de las cantidades adeudadas, Alfico rescindió los contratos de suministro en octubre de 2021, «aunque ofreció a los directivos de Experience Group seguir suministrando la mercancía, aunque en condiciones de pago diferentes», apuntan las fuentes consultadas.

«New Balance no tiene responsabilidad alguna por las decisiones empresariales tomadas por Experience Group en cuanto a la financiación, inversiones, acuerdos con arrendadores, apertura de tiendas, etc. Experience Group siempre supo que el acuerdo de licencia finalizaba el 31 de diciembre de 2021», concluyen.

Por su parte, Experience Group, empresa que explota el retail de New Balance en España y Portugal desde 2013, demandó a la filial de New Balance en España por forzar una finalización unilateral del contrato de licencia y gestión retail en este mes diciembre de 2021, y llevar meses con restricciones “artificiales” en las entregas de pedido.

Venta de la empresa

Experience Group opera en 22 tiendas y una App en el territorio nacional. Factura más de 30 millones de euros al año y cuenta con 300 empleados directos y 550 indirectos de la red de proveedores estables.

Scheidgen, CEO de New Balance en España, vendió en 2016 su propia empresa, Alfico (la distribuidora oficial de la marca), a la matriz de New Balance en Boston por 27 millones de euros, según consta en el registro mercantil.

Previamente en 2013, Scheidgen había montado la empresa Experience Group, que ahora le demanda, para la explotación del negocio retail de New Balance en España y Portugal junto con dos socios expertos en el sector del retail. Scheidgen pudo mantener el doble rol de CEO de la filial de New Balance Iberia y de socia y consejera de Experience Group, como parte de los acuerdos societarios de la venta de Alfico a New Balance Internacional, algo considerado estratégico en el momento de la firma en 2016.

Experience Group acredita en la demanda que el contrato se renueva automáticamente cada cinco años, dentro de un plan estratégico, hasta el 2025, algo que Scheidgen debe conocer ya que se ha aprobado en el consejo de la empresa.