Cataluña | España

La manifestación contra el 25% en castellano reúne a Govern, sindicatos y entidades secesionistas

La cabecera de la manifestación llega a Arco de Triunfo

Bajo el lema «ahora y siempre escuela en catalán» miles de personas se han manifestado hoy por el centro de Barcelona en defensa del modelo de inmersión lingüística en catalán. Lo han hecho con más de media hora de retraso en un ambiente inusualmente frío pese a que la convocatoria llega respaldada por el Govern en pleno, con Pere Aragonès a la cabeza, todos los partidos independentistas, entidades catalanistas y los dos grandes sindicatos, CC.OO y UGT.

A la marcha le ha costado arrancar pese a los llamamientos a manifestarse desde el Govern. Lo hizo el president, Pere Aragonés, en la comparecencia del jueves en la que anunció una ofensiva para intensificar el catalán en las escuelas. Y lo ha repetido el consejero de Educación, Josep González-Cambray, una hora antes del a cita en declaraciones a RAC1, donde ha reconocido que «el catalán no se podrá blindar hasta que no llegue la independencia» pero ha pedido a apoyo a la marcha contra la aplicación de las sentencias que fijan un 25% de clases en castellano en las aulas.

El caso de la familia que ha solicitado ese 25% en Canet ha encendido el debate tanto en Cataluña como en el conjunto de España, con duras críticas del líder del PP, Pablo Casado, al Gobierno de Pedro Sánchez por su inacción en este caso. Unas críticas que han sido utilizadas también por el independentismo para denunciar un ataque orquestado contra el catalán.

Así, el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, ha acusado a Casado de generar «odio y ganas de incrementar el conflicto» sobre el uso del catalán en las escuelas, y le ha emplazado a retirar sus últimas declaraciones acerca de la inmersión lingüística, que ha tachado de amenazas y mentiras. Aragonés ha acusado a los populares de «usar el catalán para rascar cuatro votos».

Críticas a la Justicia

Sánchez ha asegurado que JxCat trabajará para que la lengua salga de los tribunales: «Pedimos a las autoridades judiciales que saquen sus sentencias sobre la escuela». «Que no quieran hacer ellos, que nadie les ha elegido, aquello que las urnas no han escogido», ha añadido.

Por su parte, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha llamado a «plantar cara ante una nueva intromisión del poder judicial, avalada por el poder político» contra el modelo de escuela catalana, que considera un éxito. «El catalanismo social, cívico y político se encontrará en las calles para defender este modelo», ha dicho, y ha añadido que la escuela catalana es garantía de cohesión social y del buen funcionamiento de la sociedad.

El diputado de la CUP en el Parlament Carles Riera ha dirigido sus ataques al Govern de Aragonès, al que ha exigido tomar «medidas firmes y sólidas» y dar respuesta a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) aplicando la inmersión lingüística.

Esta protesta es además «una confrontación directa con la derecha y la extrema derecha», ha añadido Riera, y también un aviso al Gobierno, al que ha advertido de que no podrá tocar el modelo educativo catalán.

ANC, con lema propio

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) se ha sumado a la marcha pero lo ha hecho con un lema y un acto propio la inicio de la marcha: «Por el futuro del catalán y la escuela catalana, independencia». Un acto al que han acudido unas 400 personas, que han cortado el cruce de Valencia con Paseo Sant Joan minutos antes del inicio de la manifestación.

Te puede interesar

Comentar ()