El líder del PP, Pablo Casado, ha presentado este jueves al PP como el «partido del campo», el «gran defensor del medio rural» y un «valor seguro» que «cumple» con sus promesas y por eso «se le ha apoyado históricamente» en Castilla y León. Tras asegurar que tras las elecciones del 13 de febrero no quieren «depender de coaliciones» o de otros partidos, ha pedido «humildemente» que se deje al PP «gobernar con manos libres».

Así se ha pronunciado en un acto en Matadeón de los Oteros (León), su pueblo paterno, con ovejas al fondo, después de visitar una quesería. Esta tarde estará con el candidato del PP a la Presidencia de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en el municipio leonés de La Bañeza, para dar el pistoletazo de salida a la campaña electoral propiamente dicha.

Casado ha señalado que él sabe «lo que es un pueblo» y lo que aportan sus actividades. «Somos el partido del campo y no hace falta apostar por otras opciones que separan sino que somos el valor seguro y los que hemos tenido experiencia durante 40 años en nuestros pueblos, con 20.000 concejales y 2.000 alcaldes», ha resaltado.

Con las ovejas de fondo de una ganadería intensiva, el líder del PP ha afirmado, después de la polémica de las últimas semanas, que «todos los ganaderos cuidan a sus animales y son los mayores interesados en que estén bien». «Los ganaderos de España no maltratan a sus animales sino que los cuidan porque son parte de su vida», ha abundado.

En este punto, ha criticado que el ministro de Consumo diga que «la carne no es sana para comer» y que se «meta con la dieta mediterránea». Es más, aprovechado su visita a una quesería, ha dicho que están «muy enfadados por lo que dijo Alberto Garzón sobre los quesos» acerca de que «el 80% de los quesos en España eran no saludables».

«Aparte de ser absolutamente ignorante es una auténtica irresponsabilidad», ha enfatizado, para añadir que los quesos españoles son «estupendos» y «están valorados en todo el mundo». A su juicio, Garzón «no debe estar ni un día más como ministro» y por eso el PP ha registrado una iniciativa en el Congreso para «suprimir el Ministerio de Consumo, que no vale para nada más que para meterse con agricultores y ganaderos».

«Orgulloso de venir a Matadeón de los Oteros»

Casado ha respaldado la propuesta de Fernández Mañueco de aplicar una fiscalidad diferenciada en el entorno rural, frente a un PSOE que, según ha dicho, quiere subir las cuotas a los autónomos. Es más, ha señalado que lo que no puede ser es decir que hay que luchar contra la despoblación y, sin embargo, «ir contra la agricultura, la ganadería, la pesca, la caza y las activades del mundo rural».

«En Matadeón de los Oteros no vamos a abrir una agencia pública con funcionarios», ha apostillado, para añadir que hay que «apostar» por lo que se ha hecho «toda la vida» en el sector primario. A su entender, hay que sentirse orgulloso de donde se viene. «Y yo estoy orgulloso de venir de Matadeón de los Oteros y poder defender a los que seguís aquí porque los que se fueron, como mi padre, están muy orgullosos de sus orígenes», ha enfatizado.

Casado ha reivindicado la apuesta de su partido por los consultorios y las escuelas rurales, el transporte público y las ayudas a la natalidad. Además, ha señalado que Castilla y León se sitúe a la cabeza de los índices de satisfacción de sus servicios públicos en los rankings españoles y europeos.

De Mañueco a Aznar

Asimismo, ha defendido «blindar por ley» las mejoras que se han conseguido durante estos años, como los consultorios médicos en los pueblos o las escuelas rurales con pocos niños o el transporte intermunicipal «aunque sea deficitario».

«Con Mañueco, Herrera, Posada, Lucas y Aznar, a Castilla y León, le ha ido bien, pero como queremos no depender de coaliciones o gobiernos que muchas veces acaban en deslealtades como la que hemos sufrido en la negociación presupuestaria, pedimos humildemente que se nos deje gobernar con las manos libres para poder aplicar ese programa», ha concluido.