España

Cataluña cifra en 613 los ginecólogos objetores de conciencia al aborto

La consellería de Salud reconoce "cierta inquietud" en algunas zonas por la falta de profesionales para llevar a cabo las interrupciones de los embarazos.

Un total de 613 ginecólogos catalanes han manifestado su objeción de conciencia para la realización de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), según cifras de la Conselleria de Salud de la Generalitat de 2020. Así se desprende de una publicación en el Boletín Oficial del Parlament (Bopc) consultada por Europa Press, que concreta que por provincias hay 470 profesionales en Barcelona, 58 en Tarragona, 22 en Lleida y 63 en Girona.

En total, en 2020 se realizaron 19.800 interrupciones voluntarias del embarazo, de las que 18.077 fueron a petición de la mujer y 1.723 estuvieron relacionadas con riesgo hacia la salud y la vida, según los datos del Institut d’Estadística de Catalunya (Idescat).

Por franjas de edad, el Idescat detalla que en 2020 un total de 44 mujeres menores de 15 años abortaron, 1.824 de entre 15 y 19 años, 4.255 de entre 20 y 24 años, 4.397 de entre 25 y 29 años, 4.007 de entre 30 y 34 años, 3.473 de entre 35 y 39 años, 1.645 de entre 40 y 44 años y 155 de mayores de 45 años.

El presidente de la Sociedad Catalana de Obstetricia y Ginecología, de la Acadèmia de Ciències Mèdiques de Catalunya, Oriol Porta, ha defendido en declaraciones a Europa Press que se tienen que garantizar dos derechos: el de las mujeres de abortar y el de los médicos de objetar.

Falta de profesionales

Según la Conselleria de Salud, existe «cierta inequidad territorial» porque en algunas zonas de Catalunya la falta de profesionales no objetores ha obligado a derivar a pacientes a centros relativamente alejados de su domicilio. Los territorios «más afectados por la disponibilidad limitada de profesionales no objetores hasta hace poco tiempo» han sido las regiones sanitarias Lleida, Alt Pirineu i Aran (Lleida), Catalunya Central (Barcelona) y Terres de l’Ebre (Tarragona).

Porta cree que la situación en estos territorios «es mejorable» pero ha reivindicado que se está revirtiendo y ha destacado textualmente que Catalunya se encuentra a años luz de otras comunidades autónomas en materia de aborto.

El presidente de la Sociedad Catalana de Obstetricia y Ginecología ha remarcado que los problemas de acceso al aborto en estos territorios van más allá de la lista de objetores y ha sostenido que la falta de profesionales es uno de ellos. Así, ha abogado por impulsar acciones dirigidas a una mejor organización de los profesionales y los centros para garantizar el servicio y ha reivindicado que la lista de profesionales que no son objetores es «más larga» que la de objetores.

Nuevo protocolo

De hecho, desde el Ejecutivo catalán están trabajando en un nuevo protocolo para ampliar el periodo de acceso a la técnica farmacológica hasta las 12 semanas y ofrecer, así, un «abanico más amplio» a la mujer a la hora de decidir el método entre las semanas 9 y 12.

Porta ha explicado que desde la Sociedad Catalana de Obstetricia y Ginecología están colaborando con el departamento para la elaboración del nuevo protocolo con la voluntad de garantizar el derecho de las mujeres a abortar, que conozcan todas las opciones, puedan elegir y que el procedimiento se haga «con todas las garantías» de eficacia y seguridad.

Comentar ()