España | País Vasco

Olaciregui, el falso 'chivato' que vendía bicicletas y ETA asesinó por error

El Ayuntamiento de San Sebastián recuerda a esta víctima de ETA a la que la banda acusó falsamente de delatar a Valentín Lasarte y asesinó en 1997. La capital guipuzcoana ha colocado ya 20 placas de recuerdo a víctimas.

El alcalde de la capital guipuzcoana, Eneko Goia, durante el acto de recuerdo celebrado hoy.

El Ayuntamiento San Sebastián ha colocado una placa en memoria de Eugenio Olaciregui, asesinado por ETA en 1997. Con este acto suman ya 20 las placas que el Consistorio ha colocado en la ciudad dentro de la iniciativa impulsada desde la pasada legislatura para dar visibilidad en el espacio público a las víctimas del terrorismo y la violencia política.

Olaciregui fue acusado falsamente de ser el «chivato» que condujo a la detención del miembro de la banda terrorista Valentín Lasarte. Este último reconoció que se equivocaron al fijarlo como «objetivo» y señaló que, cuando fue arrestado, unos agentes le comentaron que la llamada que le delató fue de una mujer, por lo que Olaciregui no fue quien llevó a su arresto.

El acto se ha celebrado en la calle el número 14 de la calle Bordatxipi de Ategorrieta-Ulia y ha consistido, como en otras ocasiones, en un sencillo homenaje de reconocimiento en el que han participado el alcalde, Eneko Goia, y representantes de los grupos municipales del Ayuntamiento.

Asimismo, han estado presentes la viuda de Olaciregui, Coro Villarta, junto a sus dos hijas, Ainara y Maialen, acompañados de numerosos familiares, allegados y amigos. También han participado en la ofrenda floral, entre otros, el delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, el subdelegado en Guipúzcoa, Guillermo Echenique, la directora de Gogora, Aintzane Ezenarro, el presidente de las Juntas Generales de Guipúzcoa, Xabier Ezeizabarrena, o el periodista y víctima de ETA Gorka Landaburu, entre otros.

«Absolutamente injusto»

Eugenio Olaciregui Borda, vendedor de bicicletas de 39 años, recibió un disparo en la nuca mientras esperaba a un compañero para dirigirse a su lugar de trabajo en Oiartzun, en un atentado llevado a cabo por ETA hace 25 años.

De esta manera, el Ayuntamiento continúa desarrollando esta iniciativa para recuperar la memoria y visibilización en el espacio público de aquellas víctimas de motivación política que perdieron la vida en la ciudad. En declaraciones a los periodistas, Eneko Goia ha recordado que este domingo, día 30, se cumplirán 25 años del asesinato de Eugenio Olaciregui, «un asesinato absolutamente injusto que nos privó de un donostiarra que hoy queremos recordar con esta placa para siempre».

El alcalde ha trasladado a la familia un «mensaje de recuerdo, de apoyo y de cercanía», especialmente a la viuda y a las hijas, y ha remarcado que «tienen todo el derecho a conocer la verdad, a saber lo que sucedió y a saber quién fue y que se haga justicia». «Creo que hoy más que nunca hay que estar al lado de ellas cuando reclaman eso», ha afirmado.

Hasta el momento se han colocado placas en los lugares en los que fueron asesinados Juan Maria Araluce, José María Elícegui Díez, Antonio Palomo Pérez, Luis Francisco Sánz Flores, Alfredo García González, Gregorio Ordóñez Fenollar, Francisco Martín González, Fernando Múgica Herzog, Rafael Garrido Gil, Daniela Velasco Domínguez de Vidaurreta, Daniel Garrido Velasco, Miguel Paredes y Elena Moreno (asesinados todos ellos por ETA), Enrique Cuesta, Antonio Gómez y Juan Manuel García Cordero (asesinados por Comandos Autónomos Anticapitalistas), Begoña Urroz Ibarrola (asesinada por el DRIL), Mari José Bravo del Valle (asesinada por el Batallón Vasco Español) y Joseba Baradiaran Urkola (víctima por acción policial).

Te puede interesar

Comentar ()