España

Casado rechaza gobernar con Vox: "No nos dejaremos llevar por un puñado de votos"

El presidente del PP, Pablo Casado.

El presidente del PP, Pablo Casado.

Pablo Casado no quiere dar cabida «a los populismos» en Castilla y León. Así lo ha reivindicado este martes en la sede nacional de Génova, en clara oposición de que Vox entre en la Junta tras un pacto de coalición. «Lo que tenemos que hacer es convertir al centro derecha en la piedra angular», ha señalado, incidiendo en que «nadie debe hacer tutela sobre el PP».

El presidente del PP ha querido enviar un mensaje de optimismo tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional. Un encuentro celebrado para valorar los resultados de las elecciones autonómicas de Castilla y León. Pese a la pérdida de diez décimas y cerca de 55.000 votos en comparación con los comicios de 2019, Casado ha reivindicado que los populares son el único partido democristiano, conservador y de centroderecha que lidera las encuestas y no se hunde en la escena europea. Una idea que ejemplifica con la actuación de sus homólogos en Portugal o Alemania.

Ante la idea de que la única posibilidad de gobernar de manera estable en la región es mediante un pacto con Vox, Casado ha querido cerrar la puerta al inicio de una política de alianzas con, el que define, como «populismo». «Yo no estoy en política para llegar a donde sea y como sea. Estoy para llevar a cabo el gran proyecto reformista y liberal al gobierno de España», ha destacado Casado.

El dirigente popular ha reprochado que partidos como Vox, y en extensión a Unidas Podemos o «los socios de Sánchez», son el «fruto amargo» de las «sociedades que lo cultivan». Porque «nunca resuelve problema, sólo los multiplican», al nacer «para eso»; para deslegitimar las instituciones. Y que, de darse un pacto, sería con principios democráticos y europeos por delante, «que vertebró el PP». «Quien quiera pactar con nosotros deberá respetar nuestra identidad», ha sentenciado.

Herramienta útil

En el cónclave popular, Casado ha reivindicado la marca de centroderecha frente a otros «partidos probeta, de laboratorio» que sirven «a la internacional de lo excéntrico». En ese sentido ha destacado al partido como la «herramienta» de utilidad para construir futuro. Y por eso, ha recalcado, «debemos ser autoexigentes, pero no autodestructivos».

«Nuestro espacio es la hegemonía de un inmenso espacio español», un ámbito que ni «la campaña de desinformación» del PSOE ha podido superar, ha mencionado. El líder del PP ha hecho referencia a las encuestas del CIS y a la negativa de la Mesa del Congreso, entre otros, para atacar a Pedro Sánchez y al Gobierno: «ni aún así han conseguido que perdamos, han pinchado el hueso».

Te puede interesar

Comentar ()