España

Investigan pintadas prorrusas en alojamientos de Bilbao que acogen a refugiados ucranianos

La Ertzaintza ha abierto una investigación por la aparición de pintadas prorrusas en una calle de Bilbao y en dos alojamientos de la capital vizcaína que acogen a refugiados ucranianos, según ha confirmado este lunes el consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka. Las pintadas reproducen la ‘Z’ que llevan pintada algunos de los vehículos militares rusos empleados en la invasión de Ucrania y el símbolo comunista de la hoz y el martillo.

Erkoreka se ha referido, en una comparecencia ante la Comisión de Seguridad del Parlamento Vasco para presentar un informe sobre delitos de odio correspondiente a 2021, a la aparición de estas inscripciones el pasado fin de semana en Bilbao.

Las pintadas, según ha informado el consejero de Seguridad, han aparecido en un albergue de Castrejana-Basurto, en la calle Correo y en un hotel de Bolueta.

Erkoreka ha anunciado de que la Ertzaintza ya ha iniciado una investigación para tratar de identificar a las personas que han realizado estas inscripciones, aunque ha afirmado que las averiguaciones se encuentran en una fase «muy preliminar».

«Sobran en este país»

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha afirmado que los autores de las pintadas prorrusas aparecidas en las últimas horas en Bilbao «sobran en este país» y son «autoritarios» que «carecen de la más mínima humanidad».

En redes sociales, el dirigente nacionalista ha afirmado que «los que se creen progresistas y defensores de la revolución en realidad son igual de ‘fatxas’ que Putin, Abascal o Le Pen». «Se dicen abertzales y rojos, pero son autoritarios y carecen de la más mínima humanidad», ha añadido.

Según ha denunciado Ortuzar, «ir hasta el lugar en el que se alojan personas refugiadas que huyen de la guerra para atemorizarlas con símbolos de sus agresores es comparable a la política xenófoba que practicaban los nazis». «Lo dije en Azkoitia y, por desgracia, tengo que repetirlo: a estos ‘antifaxistak’ de salón hay que decirles claramente que sobran en este país, y que el futuro de Euskadi se construye justo en la dirección contraria: la de la libertad, el respeto y la convivencia», ha finalizado.

Comentar ()