El Ministerio del Interior ha abierto un nuevo frente en la relación del Gobierno con Esquerra al justificar un intento de espionaje a las juventudes de ERC (JERC) con las políticas de prevención del terrorismo. Los republicanos han «exigido» una «rectificación inmediata» del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y extendido la responsabilidad a los socialistas catalanes.

A las puertas de la negociación de los próximos presupuestos Ómnium ha hecho público este lunes el informe sobre el intento de captar a un joven independentista para que informara a la Policía Nacional sobre los movimientos de las juventudes de ERC y el sindicato de estudiantes independentistas (SEPC).

El informe de Interior, elaborado por la comisaría general de información de la Policía señala que es «legítimo, idóneo y oportuno» que los servicios de información utilicen a agentes de inteligencia para «captar información de interés para el orden y la seguridad pública». En sus cinco páginas añade que la Policía debe seguir a las personas que considera «radicales» o vinculados a «proyectos secesionistas ilegales» que pueden ser responsables de delitos.

Vinculación con el terrorismo

El escrito subraya que los agentes «realizan su labor dentro de los parámetros de la norma» y se ajustan a la legislación vigente, entre la que cita la Estrategia Nacional contra el Terrorismo y la Estrategia de Seguridad Nacional. Considera que en Cataluña «se ha producido violencia grave y se ha visto afectado tanto el libre ejercicio de los derechos y libertades como la seguridad ciudadana» y que, al pretender alterar la estructura territorial del Estado, la actuación de los servicios de información queda legitimada.

El informe fechado a 10 de agosto el Ministerio responde a la demanda presentada por Òmnium ante la Sala Contenciosa Administrativa de la Audiencia Nacional en julio. En el escrito, el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska relaciona la reivindicación independentista con la comisión de posibles hechos delictivos, y destaca la «multimilitancia» de los participantes.

Rectificación de Marlaska

«Exigimos una rectificación de forma inmediata» ha advertido la portavoz republicana Marta Vilalta. Exigencia que señala especialmente a Marlaska como «responsable de informe q asocia independentismo y terrorismo». Un hecho que ERC considera «gravísimo», que Vilalta ha relacionado con la reivindicación que Pedro Sánchez ha hecho este fin de semana de la aplicación del artículo 155 de la Constitución para suspender la autonomía tras el 1-O.

En este contexto, Vilalta ha retado a Salvador Illa y Miquel Iceta a decir si «comparten el orgullo» de Sánchez por la «suspensión de las instituciones catalanes. «Iceta e Illa también creen que somos terroristas» ha rematado.

La portavoz republicana ha advertido que «exigimos una rectificación inmediata, pediremos las explicaciones necesarias» en el Congreso y el Senado. Pero ha desvinculado este incidente de la negociación presupuestaria.

Negociación de presupuestos

«ERC no es socio del Gobierno» de PSOE y Podemos, ha advertido Vilalta, quien ha defendido sin embargo los pactos en el Congreso y el Senado «en favor de Cataluña». En este contexto ha asegurado que «entraremos en la negociación de los presupuestos y decretos ley en el Congreso porque es lo que se merece ciudadanía, y si se pueden conseguir mejoras ahí estará ERC» ha asegurado.

Vilalta ha recordado que «estamos en negociaciones abiertas para resolver el conflicto político» y ha asegurado que «a cada ataque, cada ejemplo de represión tenemos más argumentos para apostar por vía de negociación y vía democrática para solucionar el conflicto».