La ministra de Justicia, Pilar Llop, no ha participado en las últimas reuniones entre el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y el vicesecretario de Institucional del Partido Popular, Esteban González Pons, para renovar el órgano de gobierno de los jueces.

El denominado «equipo negociador» que ha impulsado el acuerdo entre el Ejecutivo y el principal partido de la oposición para desbloquear el CGPJ después de la dimisión de su presidente, Carlos Lesmes, no ha requerido la presencia de la titular de Justicia. Llop tampoco intervino en las primeras reuniones entre ambas partes que llevaban tiempo congeladas hasta que se han retomado con un impulso definitivo.

A diferencia de su antecesor en el cargo, el exministro Juan Carlos Campo que mantuvo reuniones con el representante de Justicia del PP, Enrique López, hasta que la negociación pasó a Bolaños y González Pons, la ministra ha estado ausente durante estos contactos.

Fuentes del Gobierno aseguran a El Independiente que Llop ha ido dando respuesta a consultas concretas que se le han hecho, sin especificar cuáles, aunque destacan que «corresponde a los grupos parlamentarios esa negociación». Achacan a ese respeto a la división de poderes que no haya intervenido en ningún punto del proceso por una cuestión «estética».

En este sentido, destacan que el ministro Bolaños también lo es de Relaciones con las Cortes y miembro de la ejecutiva del PSOE como secretario general para la Reforma Constitucional y Nuevos Derechos, por lo que consideran que sí representa al partido del Gobierno en la negociación que debería quedar en los grupos mayoritarios del Congreso.