La sede central de la Fundación Cajasol en Sevilla acoge este lunes -a partir de las 19 horas- un coloquio con motivo del 40 aniversario de la primera victoria electoral del PSOE de Felipe González, una efeméride que se conmemorará el próximo día 28. La entrada es libre hasta que se complete el aforo del auditorio, ubicado en la céntrica calle Chicarreros.

El acto será moderado por el director del diario El Independiente, Casimiro García-Abadillo, quien conversará sobre aquella histórica cita con el secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas, y el director editorial de Infolibre, el periodista Jesús Maraña. La presentación de la charla correrá a cargo del presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido.

Las elecciones generales de 1982 -las segundas que se celebraban en España desde la promulgación de la Constitución de 1978- marcaron el inicio de una etapa ininterrumpida de casi 14 años de gobiernos liderados por Felipe González, tercer presidente en la era democrática tras Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo-Sotelo. Aquella jornada de otoño de hace 40 años, el PSOE cosechó más de 10,12 millones de votos, casi el doble de los obtenidos por la coalición democrática (Alianza Popular y Partido Demócrata Popular) que encabezaba Manuel Fraga. De los 350 escaños del Congreso, 202 fueron ocupados por socialistas en aquella legislatura.

Cartel electoral del PSOE en 1982.

Bajo el lema ‘Por el cambio’, el PSOE de Felipe González y de Alfonso Guerra aglutinó el deseo del 37,7 de los españoles con derecho a voto para pilotar la transformación del país. Los grandes retos eran afianzar la democracia tras el intento de golpe de estado de febrero de 1981, la modernización tras los 40 años de dictadura franquista y el ingreso en las entonces denominadas Comunidades Europeas, hito que se materializó en junio de 1985 con la firma del tratado de adhesión.

Bajo el título 40 años desde la victoria del PSOE. ¿Qué queda?, los intervinientes repasarán la situación del partido a inicio de los 80 tras el congreso de Suresnes (celebrado en 1974 y en el que Felipe González asumió la secretaría general en sustitución de Rodolfo Llopis), la prolongada etapa de gobierno, la ‘travesía del desierto’ que hubo de atravesar en la segunda mitad de los noventa por la sucesión de casos de corrupción, la gobernanza de Rodríguez Zapatero y el liderazgo de Pedro Sánchez, quien recuperó el poder para los socialistas en junio de 2018 tras prosperar la moción de censura promovida contra Mariano Rajoy.

Moderado por Casimiro García Abadillo, el coloquio contará con las intervenciones de Juan Espadas y Jesús Maraña

El 40 aniversario del primer triunfo de Felipe González se produce en un momento de retroceso para el actual líder del PSOE, al que las encuestas -en una coyuntura marcada claramente por el deterioro económico, como demuestra el hecho de que se hayan alcanzado tasas de inflación de hace 30 años- otorgan unánimemente una pérdida de apoyos a poco más de un año para las próximas elecciones generales. Salvo inesperado adelanto, los comicios se celebrarán después de la presidencia española de la Unión Europea (segundo semestre de 2023).

Juan Espadas (Sevilla, 1966) no había cumplido la mayoría de edad y, por tanto, no pudo votar en la cita del 82: acababa de cumplir los 16 años. Formado en la misma Facultad de Derecho que Felipe González, el hoy líder de los socialistas andaluces empezó a colaborar en 1990 como simpatizante del partido, al que terminaría afiliándose siete años después. A nivel institucional, ha sido consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía (2008-2010) y alcalde de Sevilla (2015-2022), entre otros cargos.

Jesús Maraña (Sahagún, León, 1961), que compaginaba entonces sus estudios de Periodismo en la Universidad Complutense con su trabajo como redactor en el desaparecido diario Informaciones de Madrid, cubrió aquella campaña y noche electorales siguiendo al Centro Democrático y Social (CDS) de Adolfo Suárez, uno de los grandes perdedores (sólo obtuvo dos diputados). Como otros colegas, Maraña acabó en el Palace escuchando a González, el gran triunfador de la jornada.

Aquella noche en el Palace

«Madrid era una fiesta. Quizás mi recuerdo más vivo es la imagen de Felipe y Guerra en el balcón del hotel. Fue todo muy rápido. Es curioso cómo en mi memoria está grabado un ángulo distinto al de la ya mítica foto de César Lucas. Y muy condicionado, como mucha gente supongo, por el hecho de que fuera el mismo lugar al que habíamos acudido un año y pico antes, la noche del 23-F. Creo que mi sensación era la mezcla de una enorme ilusión y una gran incertidumbre», rememora cuatro décadas después.

La etapa iniciada tras aquellas elecciones se prolongó hasta marzo de 1996, cuando Felipe González convocó a los españoles a las urnas al no haber podido sacar adelante los presupuestos tras romper Convergencia i Unió el pacto de legislatura. El PSOE sólo pudo lograr 141 escaños, 15 menos que el PP de José María Aznar. Esos resultados certificaron el fin del mandato más prolongado de un mismo presidente del Gobierno en la etapa democrática.