El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha abierto hoy la puerta a reformar el delito de malversación junto al de sedición, aunque ha precisado que ERC no se lo ha planteado por ahora al Gobierno y que habrá que esperar a la tramitación parlamentaria de proyecto de ley de modificación del Código Penal.

En una entrevista en la Ser, Bolaños no ha descartado esa posibilidad, pero ha dicho que «en la tramitación del de sedición se puede plantear modificar el delito de la malversación».

Ha asegurado que no han hablado con ERC sobre su reforma y ha instado a esperar a ver las enmiendas que planteen los grupos parlamentarios al proyecto de ley presentado la semana pasada por el PSOE y Unidas Podemos.

El ministro de Presidencia ha incidido en que hay muchos delitos, como los de rebelión o desobediencia, relacionados con el referéndum ilegal de octubre de 2017 en Cataluña, que «no se han tocado» en el texto propuesto al Congreso.

«Ahora en la tramitación parlamentaria, vamos a ver qué sucede». ha puntualizado y ha asegurado que estudiarán cualquier enmienda que se presente.

Bolaños ha vuelto a desvincular la reforma del delito de sedición de la negociación con ERC de los presupuestos generales del Estado y ha explicado que solo cuando los republicanos catalanes rebajaron su posición «de máximos» para suprimirlo se llegó a un acuerdo, pero exclusivamente para su adaptación a los «estándares europeos».

«Es ahí donde todo se precipita», ha recalcado el titular de Presidencia, que ha negado que durante la negociación con el PP para renovar del Consejo General del Poder Judicial se estuviera pactando con ERC la reforma de la sedición y ha acusado a los populares del filtrar «manipuladamente» mensajes privados en una nueva excusa para no llegar a un acuerdo sobre el CGPJ.

En una entrevista en Onda Cero, la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, también ha hablado del proyecto de ley para reformar el Código Penal. Ha dicho que el texto que va en la línea de modificar el delito de sedición y «nada dice» de cambiar el delito de malversación.