España

Igualdad se defiende tras asegurar durante meses que las reducciones por la nueva 'ley Montero' eran "propaganda machista"

Irene Montero, Ángela Rodríguez y Victoria Rosell, durante una Conferencia Sectorial de Igualdad.

Irene Montero, Ángela Rodríguez y Victoria Rosell, durante una Conferencia Sectorial de Igualdad. EUROPA PRESS

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha calificado de «tremendo» que la Audiencia de Madrid haya reducido de ocho a seis años de prisión la pena de un hombre que fue condenado en julio de 2021 por el abuso sexual sobre su hijastra de 13 años, con la que convivía. Los jueces han tomado esta decisión en aplicación de la nueva ‘Ley Montero’, o ‘Ley del sólo sí es sí’, que agrupa varios delitos antes diferenciados y abre la puerta a la solicitud de revisiones de penas.

Los jueces de la Audiencia de Madrid, en un tribunal formado por José Luis Sánchez Trujillano, María Del Sagrario Herrero Enguita y Teresa de la Concepción Costa, acuerdan reducir la pena al comprobar que al condenado se le impuso la pena mínima, que ahora es menor con el redactado de la nueva ley.

«La justicia machista crea impunidad. El problema no es la ley», ha defendido en su mensaje Victoria Rosell. Pese a ello, la resolución de la Audiencia de Madrid se ampara precisamente en la recientemente aprobada ‘Ley Montero’ para acordar la reducción de la condena.

«Con ocasión de la reforma operada mediante la LO 10/2022, que entró en vigor el 7 de octubre de 2022, de reforma del C.P. en delitos contra la libertad sexual, la pena mínima que se contempla en el art. 183.1 y 3, es de seis años de prisión: razón por la que conforme a lo dispuesto en el art. 22 del C.P. resulta ésta más favorable para el reo, por lo que procede la revisión en el sentido interesado por el penado», reza textualmente la resolución de los magistrados.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, no se ha pronunciado explícitamente sobre el caso, pero sí ha compartido en su cuenta personal de Twitter el mensaje de Victoria Rosell respecto a la resolución judicial.

Fue la propia Irene Montero quien hace semanas calificó de «propaganda machista» el aviso de que muchos condenados por delitos sexuales podrían verse beneficiados por las nuevas penas que contempla la legislación impulsada por el ministerio de Igualdad. Montero, en comparecencia parlamentaria, señaló a los abogados y defendió que la petición de reducción de penas «es el recurso que les queda a los defensores de los agresores sexuales cuando se avanza en la protección de los derechos de las víctimas y cuando se avanza también en nuestra sociedad hacia una cultura de consentimiento que ya no legitima ni normaliza ni blanquea las agresiones sexuales».

Irene Montero defendió entonces que «todavía no se conoce» ninguna reducción de penas por este motivo. «Ni se va a conocer», añadió.

En la misma línea que Irene Montero se manifestó en octubre la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez Pam, que al hilo de otra información periodística aseguró que «los abogados que intentan que las penas se rebajen son los abogados de los presuntos violadores». «Son propaganda machista, un intento desesperado de la defensa», defendió Rodríguez Pam, que también ha compartido hoy el mensaje escrito en Twitter por Victoria Rosell.

Te puede interesar

Comentar ()