El diputado de Cultura, Cooperación, Juventud y Deportes, Harkaitz Millán (PSE), ha presentado la dimisión tras haber sido detenido en las últimas horas por agentes de la Ertzaintza por atentado a la autoridad, según ha adelantado el Diario Vasco. La Dirección del PSE de Gipuzkoa ha aceptado la renuncia, presentada por motivos personales, y será sustituido por María José Telleria, según han confirmado la formación socialista en Gipuzkoa que no han precisado las circunstancias del suceso. Los hechos habrían ocurrido durante la pasada noche en un pub de la capital de la capital guipuzcoana donde Millán habría tenido un altercado con una mujer y después se habría enfrentado a los agentes, según señala informa el medio.

El ya ex diputado foral de Cultura, Juventud y Deportes de la Diputación de Gipuzkoa habría presentado en las últimas horas, «por motivos personales», su dimisión al PSE, que ha aceptado su renuncia. Su sustituta en el cargo será María José Tellería, quien hasta la fecha era directora del departamento, tal y como ha confirmado el PSE en un comunicado.

El diputado general de Gipúzcoa, Markel Olano, ha aceptado la dimisión del diputado de Cultura Harkaitz Millán y, tras condenar los hechos, ha advertido que «estas actitudes no tienen cabida ni en el territorio en su conjunto, ni en el gobierno de la Diputación». Tras subrayar que «condena firmemente los hechos», el diputado general ha advertido que su gobierno lleva «años trabajando por una Gipuzkoa y un gobierno foral ejemplar, en los que este tipo de actitudes no tienen cabida». «No tienen ni tendrán nunca cabida, ni en el territorio en su conjunto, ni en el gobierno de la Diputación», ha aseverado.

Código ético

En este sentido, Olano ha recordado que la Diputación de Gipúkcoa aprobó en 2016 un Sistema de Integridad Institucional con unos códigos éticos «cuyo cumplimiento es obligado para todos los miembros de la Diputación y de los altos cargos públicos, y cuyo desarrollo, además, ha sido referencial para otras administraciones». A la luz de los principios recogidos en dichos códigos, asegura que hechos como los acontecidos anoche son «totalmente inaceptables» y atacan a los principios de «integridad, ejemplaridad, convivencia y respeto que de manera intachable deben regir el comportamiento de cualquier representante público».

Asimismo, el diputado general ha afirmado que estos hechos «no pueden empañar la labor realizada durante años por la Diputación en favor de la integridad y la ejemplaridad en la función pública», sino que «deben llevarnos a todos los miembros de la institución foral a seguir siendo más estrictos si cabe en el cumplimiento de los principios y los códigos éticos que nos hemos dado».

Olano ha señalado, además que trabaja con sus socios de gobierno para «acelerar al máximo» la incorporación de la sustituta de Millán en el cargo de diputado, «con el objetivo de seguir trabajando decididamente en favor de Gipuzkoa y de la ciudadanía guipuzcoana».