España

Ingleses, franceses y alemanes compran ya un tercio de los pisos de Canarias, Baleares y Valencia

La adquisición de vivienda por parte de ciudadanos de otros países alcanza "máximos históricos", según el Colegio de Registradores, con un 16% de media en el conjunto del país al cierre de este año.

Playa de Binibeca, en Menorca.

Playa de Binibeca, en Menorca. EFE

Cada año llegan por millones. La mayoría pasan unos días y regresan a su país. Muchos lo hacen imaginando cómo sería vivir en España de manera estable, con casa propia aunque sólo los más afortunados llegan a ejecutar su plan de retiro ideal. Cada vez son más y en más lugares los extranjeros que deciden adquirir una vivienda en nuestro país. A las deseadas Islas Canarias y las Islas Baleares se suman ahora en el top de destinos demandados por los extranjeros la Comunidad Valenciana y Murcia. En estas cuatro comunidades autónomas prácticamente una de cada tres compraventas de pisos está firmada por un ciudadano extranjero.

Los datos aportados a El Independiente por el Colegio de Registradores muestran cómo los ciudadanos británicos continúan siendo los que en mayor medida se instala con casa propia en nuestro país. Representan prácticamente una de cada diez compras de vivienda formalizada por extranjeros en España, el 9,2%. Tras ellos figuran los alemanes, con el 8%, y los franceses, con el 6%.

En términos generales, en España la compraventa total de pisos a cargo de ciudadanos de otros países oscila entre el 13% del primer trimestre de este año al 16% con el que cerrará el ejercicio actual. Ello supone que una de cada seis compras o ventas en el mercado inmobiliario español la hace un extranjero. En términos globales, según el análisis del Colegio de Registradores de España, la compraventa de vivienda por parte extranjeros se encuentra actualmente en “máximos históricos”. A lo largo de este año el porcentaje ha ido en aumento de manera significativa, creciendo casi tres puntos desde el inicio del ejercicio hasta el cierre del mes de noviembre.

En el caso de las regiones más turísticas ese porcentaje se dispara de manera muy importante. Así, durante el primer los tres primeros meses de este ejercicio en las Islas Baleares 35 de cada 100 viviendas vendidas fueron adquiridas por un comprador extranjero. El porcentaje se ha moderado ligeramente al final de año. En Canarias las cifras son similares, con tasas del 34% al cierre del año. En un segundo nivel se encuentran la Comunidad Valenciana y Murcia. En el primer caso el peso de la compraventa extranjera supera ya el 28% del total de operaciones y el 23% en el mercado murciano.

Castilla y León, sólo un 2,7% de ‘pisos extranjeros’

En el resto del país las compras por parte de extranjeros es significativamente más baja. Andalucía, con un  17,8% del total, y Cataluña, con un 15,3%, son las que más se acercan a los niveles de las comunidades más turísticas. El resto oscila entre el 2,7% de las compras extranjeras en Castilla y León, las más baja de España, y el 9,8% de Navarra al cierre de este año.

El informe del Colegio de Registradores también analiza el comportamiento de las hipotecas. La compra mediante préstamos hipotecarios ha ido en descenso a lo largo del año en el conjunto del mercado inmobiliario. En comparación con el año pasado, en España el año comenzó con un repunte importante del 9,7% en la firma de hipotecas pero que la crisis económica y la situación generada tras la guerra de Ucrania frenó de modo importante ante la inestabilidad económica. En el segundo trimestre el repunte interanual de hipotecas apenas alcanzó el 3% y al cierre de este año se redujo la firma de hipotecas un 2%.

El estudio subraya que la situación generada por el conflicto entre Rusia y Ucrania ha tenido a lo largo del año una importante incidencia no sólo en el mercado de compraventa de viviendas sino en el conjunto del tejido empresarial. Uno de los factores determinantes ha sido el impacto en la energía y el precio y suministro de materias primas. Muestra de ello es la caída en la constitución de empresas que se produjo a partir de abril, sólo un mes después de la invasión de Ucrania por parte de las tropas rusas.

Desconfianza en las empresas

Si el primer trimestre de este año se constituyeron más sociedades que el año anterior, el descenso durante el segundo y el tercero fue más agudizado, especialmente en el mes de julio, cuando se constituyeron un 15,2% menos sociedades que el mismo mes del año anterior. La situación parece que comienza a encauzarse y la confianza regresa de algún modo. En noviembre se crearon casi un 8% más empresas que en noviembre de 2021.

Las ampliaciones de capital se han comportado de modo más o menos similar, como indicadores de confianza en el mercado que son. En julio se registraron un 6,8% menos ampliaciones de capital, mejorando y repuntando al alza a final de este año.

El final de la moratoria sobre los concursos de acreedores que se produjo en junio pasado afloró la difícil realidad por la que atravesaban muchas empresas. El número de empresas que se declararon en concurso de acreedores aumentó todos los meses, de modo muy particular tras el verano. En agosto aumentó un 33%, el mismo porcentaje que en octubre y se disparó en noviembre con un 71% más de concursos de acreedores registrados.   

Comentar ()